//31° CUMBRE UNIÓN AFRICANA EN MAURITANIA

31° CUMBRE UNIÓN AFRICANA EN MAURITANIA

El presidente de la Comisión de la UA presentó ayer a los Jefes de Estado y de Gobierno de la UA el informe del que fue mandado a redactar de acuerdo con la Decisión 653 adoptada por la sesión de julio de 2017 – La Cumbre de Nuakchot ha marcado un substancial avance de Marruecos en su cuestión de integridad territorial.

La cumbre de la Unión Africana (UA) en Nuakchot marca, efectivamente, el progreso sustancial de Marruecos en la Cuestión Nacional, y el informe presentado ayer ante los Jefes de Estado y de Gobierno de la UA afirma la primacía del proceso de la ONU en la gestión del problema del Sáhara marroquí.

De hecho, el presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, presentó ayer a los Jefes de Estado y de Gobierno de la UA reunidos en sesión a puerta cerrada en Nouakchott, el informe del que fue mandatado a redactar de acuerdo con la Decisión 653 adoptada por la sesión de julio de 2017.

El informe reconoce la primacía del proceso de la ONU en la gestión del problema del Sahara. Por lo tanto, el párrafo 20C establece “La necesidad de que la UA incluya su enfoque en el marco de un apoyo reforzado a los esfuerzos de las Naciones Unidas para aumentar sus posibilidades de éxito”. En otras palabras, no correspondería a la UA desarrollar un proceso paralelo al de las Naciones Unidas.

Asimismo, la Recomendación 21B establece que “El papel de la UA debe estar dirigido a apoyar y los esfuerzos de las Naciones Unidas, de los cuales el Consejo de Seguridad sigue ocupándose del asunto. Además, el Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas, desde que asumió el cargo, ha estado celebrando consultas intensas con las partes, que han expresado su compromiso de cooperar con él’’.

La única referencia para tratar el tema serán las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. De hecho, la Recomendación 21C enfatiza que “de conformidad con esta función de acompañamiento y apoyo, la Conferencia de la Unión debería proporcionar un apoyo efectivo al proceso dirigido por las Naciones Unidas, sobre la base de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, pidiendo constantemente a las partes que reanuden las negociaciones bajo los auspicios del Secretario General, de buena fe, con miras a lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable en el contexto de los principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas”.

Los otros órganos de la UA, y en particular los que estaban siendo explotados por los oponentes de Marruecos, como el CPS, están desposeídos del tratamiento de esta cuestión. La Recomendación 21D subraya que “para garantizar la coherencia necesaria, la cuestión del Sahara solo se mencionará en este contexto y a este nivel”, haciendo referencia a la Conferencia de la Unión Africana y al nivel de los Jefes de Estado.

El informe refleja con precisión la posición marroquí. Recuerda en el párrafo 12 que “las autoridades marroquíes han reafirmado el papel central de las Naciones Unidas en la conducción del proceso de negociación”. Advirtieron contra los riesgos de un proceso paralelo, diciendo que al reconocer la pseudo-rasd, la UA se había excluido de los esfuerzos para encontrar una solución.

El informe indica que las autoridades marroquíes han expresado su apoyo a los esfuerzos del nuevo Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas y su compromiso con el proceso de negociación liderado por la ONU y que cualquier solución al conflicto requiere la participación de las Naciones Unidas.

El informe insiste en el párrafo 17 en el papel crucial que pueden desempeñar las autoridades argelinas y mauritanas para encontrar una solución. El presidente de la Comisión de la Unión Africana instó a los dos países a apoyar activamente los esfuerzos para reiniciar el proceso de negociación, y agregó que el conflicto había durado demasiado y que la situación actual estaba obstaculizando los esfuerzos de la Unión Africana.

La Conferencia estableció el mecanismo de seguimiento exigido en el párrafo 21C en forma de una troika compuesta por Presidentes salientes, entrantes y actuales con el Presidente de la Comisión de la Unión Africana. Este mecanismo tiene la ventaja de los principios de continuidad en la posición de la UA y el de equilibrio en sus enfoques basados en las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Información: MAP / Imagen: African Union

La Voz del Árabe (LVÁ) – NOTICIAS – Cd. de México, julio 5 del 2018

360total visits,3visits today