//HISTORIA DEL REINO DE ARABIA SAUDITA

HISTORIA DEL REINO DE ARABIA SAUDITA

En la prehistoria, los cazadores de la Edad de Piedra llegaron desde África a la Península Arábiga, que era en aquel entonces frondosa y con mucha agua. Sin embargo, hará unos 15,000 años, el clima se hizo más caliente y el desierto comenzó a extenderse.

Algunos de los habitantes se volvieron nómadas, arreando camellos, cabras y ovejas, mientras que otros se asentaron en pequeños pueblos alrededor de los oasis o a lo largo de la costa marítima y sobrevivían de la agricultura y el comercio.

Los Nabatean habitaban el noroeste de Arabia, donde construyeron una fortaleza en Madain Salih, para controlar el comercio. En el año 106 los romanos capturaron la capital en Petra, lo que marcó el comienzo del deterioro de la civilización de los Nabatean. Cuando el Profeta Muhammad murió en el año 632, comenzó la unificación de la Península Arábiga.
Bajo la dinastía de Umayyad (661-750), el Islam se expandió rápidamente hasta alcanzar España y el norte de África hacia el oeste, Siria y Mesopotamia hacia el norte y Afganistán y partes de la India hacia el este. Más tarde se levantó la dinastía Abbasid (750-1258), que gobernó desde Baghdad, haciéndola la capital. En 1258 los mongoles saquearon Baghdad.

Los hijos de Muhammad bin Saud y Muhammad bin Abdul Wahhab, continuaron el plan de extenderse. En el año 1804 habían tomado el control de las ciudades sagradas de Meca y Medina. El ejército Otomano recuperó las ciudades santas.

El estado saudita comenzó en la península arábiga alrededor de 1750. El gobernador local, Muhammad bin Saud, unió fuerzas con un reformador islámico, Muhammad ibn Abd-al-Wahhab, creador del wahabismo, para crear una nueva entidad política.

Durante los siguientes ciento cincuenta años, las fortunas de la familia Saud emergieron y cayeron varias veces mientras los gobernadores sauditas peleaban con Egipto, el Imperio otomano, y otras familias árabes por el control sobre la península.

El moderno estado saudita fue fundado por el último rey Abdelaziz bin Saud (o Bin Saud).

En 1902, Abdelaziz bin Saud capturó Riad, la capital ancestral de la dinastía Al-Saud, de la familia rival Al-Rashid. Continuando sus conquistas, Abdelaziz subyugó Al-Ahsa, Al-Qatif, el resto de Nejd, e Hijaz entre 1913 y 1926.

El 8 de enero de 1926, Abdelaziz bin Saud se convirtió en el rey de Hijaz. El 29 de enero de 1927, tomó el título de rey de Nejd (su anterior título de Nejdi fue sultán).

Mediante el tratado de Jedda, firmado el 20 de mayo de 1927, el Reino Unido reconoció la independencia del reino de Abdelaziz (entonces conocida como el reino de Hijaz y Nejd). En 1932, estas regiones fueron unificadas como el Reino de Arabia Saudita.

El descubrimiento de petróleo en marzo de 1938 transformó económicamente al país, y le ha dado al reino gran legitimidad con el pasar de los años. Hoy, Arabia Saudita disfruta de una intensa relación económica con muchas naciones occidentales gracias al petróleo.

HISTORIA Y SIMBOLOGÍA DE LA BANDERA DE ARABIA SAUDITA – Fue adoptada en 1973, pero en realidad se utiliza desde 1932.  Es de color verde y en el centro se muestra una inscripción en árabe con escritura thuluth, también llamada de profesión de fe, que es uno de los cinco pilares del islam. “No hay más dios que Dios, Mahoma es su profeta”

Debajo de esta frase podemos ver una espada en posición horizontal, que da la sensación de estar subrayando el texto y que simboliza la victoria de Ibn Saud, quien reinó en la zona en los años 30. La bandera es verde, que es el color tradicional del islam, y cuenta la leyenda que era el que utilizaba el profeta Muhammad en su capa.

La familia real saudita usa la shahada en sus banderas desde el siglo XVIII, por lo que Al-Saud, líder de esta casa, añadió la espada a la bandera. Su diseño no se estandarizó hasta 1973, hasta entonces se podían ver variantes con dos espadas o una franja vertical blanca.

LA MECA – Es una ciudad de la región de Hiyaz, actualmente Arabia Saudita, y es una de las ciudades más importantes de la península Arábica. Ésta se encuentra al oeste de la península sus habitantes son 1 675 368 aproximadamente, según un censo realizado en el año 2010, se localiza en un estrello valle, a 80 km del mar rojo y a 277 m sobre el nivel del mar.

El nombre original que lleva desde los tiempos de los musulmanes es Makka al Mukarrama, es decir que significa ‘Makkah, con honor’. La primera persona en referirse a ella con el nombre de Makaroba (Makah Harb, es decir ‘Meva de Harb (nombre de tribu)’), fue Ptolonemeo en el siglo II. Conocer la historia de la Meca es simple y podemos encontrar bastantes cosas en el Corán. La Meca la más importante de todas las ciudades santas del Islam, es la ciudad natal de Mahoma y es visitada todos los años por miles de peregrinos. Está era una ciudad santa para los paganos, antes de que Mahoma predicara el Islam, ya que tenía varios lugares de importancia religiosa como la más recordada de todas la Kaaba.

EL PEREGRINAJE A LA MECA – Según los musulmanes, forma parte de unos de los aspectos fundamentales de la fe, por lo denominados pilares del Islam (que son la profesión de fe, oración, limosna, ayuno y peregrinación). Es por ello que todos los años casi 3 millones de peregrinos se dirigen a la ciudad santa para realizar su seguimiento mayor o Hajj durante el mes musulmán de du I-hiyya. También hay otros peregrinos que hacen un seguimiento menor o Umrah, la cual puede realizarse durante todo el año. Una investigación aproximada, de los visitantes musulmanes que se dirigen a la Meca anualmente, alcanzarían casi los 13 millones, sumando los dos seguimientos (mayor y menor). Por otro lado muy pocas personas no musulmanes han podido ver los rituales del Hajj ya que está prohibida la entrada a los visitantes que no son creyentes en la Meca y en Medina.

LA MECA CONSTITUYE EL CENTRO RELIGIOSO DE LOS MUSULMANES – Realizar una peregrinación hasta esta ciudad es uno de los cinco pilares de la religión musulmana, exigido para aquellos que puedan realizarlo. En esta ciudad no pueden entrar infieles, es decir, personas ajenas a la religión o “infieles”. Este rito es de suma importancia para los musulmanes, y  la tradición tiene como base a personajes comunes con el cristianismo: Adán, Abraham, Sara e Ismael.

HISTORIA DE LA EMBAJADA DE MÉXICO EN ARABIA SAUDITA – México y Arabia Saudita establecieron relaciones diplomáticas el 12 de septiembre de 1952, concretándose mediante una declaración simultánea en los siguientes términos: “Los gobiernos de México y de Arabia Saudita, convencidos de interpretar los sentimientos de sus respectivos pueblos, han decidido establecer relaciones diplomáticas como un medio de fomentar una amistosa cooperación entras las dos naciones. En consecuencia, han convenido en solicitar próximamente los beneplácitos para sus representantes diplomáticos, quienes actúan con el rango de Enviados Extraordinarios y Ministros Plenipotenciarios y residirán en Beirut y Washington”.

El 3 de septiembre de 1952, el Embajador de Arabia Saudita en Washington hizo una visita al Embajador de México, Rafael de la Colina, para manifestarle su conformidad de establecer las relaciones diplomáticas, señalando que Arabia Saudita estaría representada en México por su Embajador en Washington y México en Yeda por su Ministro en Líbano.

En 1981, las relaciones diplomáticas entre ambos países fueron elevadas a rango de Embajada, siendo el primer Embajador Francisco González de Cossío, quien se estableció primero en la ciudad de Yeda.

Por razones de orden presupuestario, la Embajada cerró por un breve periodo a finales de julio de 2002 y fue reabierta a finales de 2003, bajo la premisa de que el Reino de Arabia Saudita, por su importancia económica y política, no solo en el mundo árabe, sino a nivel mundial, es un país de importancia estratégica para México, por lo que se buscará de manera permanente profundizar los lazos de amistad y cooperación entre ambos países.

El Presidente Luis Echeverría hizo la primera visita oficial de un presidente mexicano al Reino de Arabia Saudita en 1975. Posteriormente, en enero de 2016, el presidente Enrique Peña Nieto, realizó una segunda visita, firmando 11 instrumentos jurídicos de cooperación con el Reino de Arabia Saudita.

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, septiembre 25 del 2017

123total visits,5visits today