/A 42 AÑOS DE LA GRAN MARCHA VERDE

A 42 AÑOS DE LA GRAN MARCHA VERDE

Luego de 42 años, las provincias del sur de Marruecos han conocido un desarrollo extraordinario, apoyado plenamente por su pueblo y gobierno.

Por: Román López Villicaña*

El 6 de noviembre se cumplieron los 42 años de la Gran Marcha Verde, mediante la cual Marruecos exige la devolución, de parte de su territorio ocupado por España, luego de la infame Conferencia de Algeciras, en la cual, España y Francia se reparten el territorio marroquí, siendo la parte central para Francia y el norte y sur para España.

Ya en el discurso de M’Hamid El Ghizlane, dado en 1958, por su Majestad Muhammad V, padre de la independencia marroquí, dijo: “… proclamamos solemnemente que buscaremos por todos los medios, el regreso de nuestro Sahara, en el marco de respeto de nuestros derechos históricos…” cabe agregar, que apenas se había logrado la independencia de la parte de ocupación francesa, y ya Marruecos buscaba la reintegración de todo su territorio. En ocasión de ese discurso, los representantes de las tribus del Sahara Marroquí, entonces español, vinieron a rendir “Pleitesía” “Bay’a” al rey Mohammed V, la cual aceptó su majestad, comenzando así, ese indisoluble vínculo que une al monarca con sus súbditos.

Marruecos como se sabe, no ha terminado su proceso de reintegración, aún faltan territorios continentales y archipielágicos por ser recuperados. Fue pues con la Gran Marcha Verde, del difunto Rey Hassan II, cuando el territorio es reintegrado a Marruecos, obviamente, ante la negativa de intereses regionales que se apresuran a respaldar movimientos contrarios a la reunificación del país.

Luego de 42 años, las provincias del sur de Marruecos han conocido un desarrollo extraordinario, apoyado plenamente por su pueblo y gobierno. No debe dejarse de lado el hecho de que el pueblo marroquí, pagó por años, puntualmente impuestos para el desarrollo económico de la región sur. Hoy dicha solidaridad se ve reflejada en el dinamismo y magnificencia de ciudades como Layún, Dakhla o Boujdour que eran villorrios insignificantes durante el colonialismo español.

En el discurso del Rey Mohammed VI, en ocasión del aniversario, declaró que ahora no solo se invertirá en el desarrollo económico, si no en el cultural y artístico, para preservar y engrandecer la cultura Hassaniya, tal y como ya lo ha hecho el reino, con la cultura Amazigh (Bereber). Todo esto, con profundo respeto a su singularidad y diversidad.

Otro acontecimiento, dentro de las celebraciones del 42 aniversario, está la puesta en órbita a 700 km.  De distancia de la tierra, de un satélite de una tonelada de peso, que será seguido por otro el próximo año, para la celebración del 43 aniversario de la Gran Marcha. Dichos satélites, servirán para mejorar las comunicaciones del reino, así como para la vigilancia de las fronteras y el rico litoral. Con esta acción el reino se incluye dentro de los países que tienen un lugar en la carrera espacial, aunque ha despertado inquietud entre sus vecinos, principalmente Argelia y España. Es el tercer país de África que posee satélites en el espacio luego de Egipto y Sudáfica.

En fin, Marruecos ha seguido su ascendente progreso, a pesar de la oposición o no simpatía de sus vecinos que tratan de intervenir y retrasar dicha marcha. Argelia no quiere ver un Marruecos poderoso, unificado y seguro de sí mismo, que presente un reto para sus posibles planes expansionistas.

*Román López Vilicaña – Profesor tiempo parcial UDLAP

La Voz del Árabe (LVÁ) – UNIVERSIDADES – Cd. de México, noviembre 9 del 2017

995total visits,3visits today