//DE MARRUECOS: BRIOUATS DE PESCADO

DE MARRUECOS: BRIOUATS DE PESCADO

Briouats de pescado son parecidas a las empanadas pequeñas, te gustarán, cocina, disfruta de la buena comida…

La cocina tradicional de Marruecos cuenta con una gran diversidad de platillos e ingredientes. De las recetas típicas se son las elaboradas con cuscús, la bastela (también llamada pastilla), los platos de cordero y un plato tradicional elaborado con pollo, limones encurtidos y olivos.

Hoy les presentamos un platillo típico de Marruecos y el Magreb, son los Briouats de pescado.

Ingredientes para 10 briouats: 200 gr de mejillones cocidos (sólo la carne) / 150 gramos de langostinos cocidos / 150 gramos de fideos chinos de arroz / Ajo en polvo, comino, sal y pimienta / Harissa (también explicaré como hacerla, por si alguien no tuviera esta salsa en casa) / ½ cebolleta / Masa brick o filo / 3 cucharadas de aceite de oliva / Un chorrito de vinagre / 1 huevo

Ingredientes para la harissa: 1 cucharadita de pimentón dulce / 1 cucharadita de pimentón picante / Un chorrito de vinagre / Un chorrito de aceite de oliva

Preparación: En primer lugar explicaré como hacer la harissa para todos aquellos que no dispongan de un Eroski o tienda halal cercana (lugares donde la suelen vender): tan sólo tendremos que mezclar en un plato los dos tipos de pimentón, para a continuación añadir el vinagre y el aceite para volver a mezclar; como veréis resulta muy sencillo, pero debemos de tener cuidado en hacerlo poco a poco, pues debe tener una consistencia pastosa y si nos despistamos puede quedar muy líquido.

Una vez hecha y apartada la salsa, empezamos con el relleno, troceando los mejillones y los langostinos. A continuación añadimos la harissa, la sal, la pimienta, el comino, el ajo molido (o un diente de ajo muy picado si gusta este sabor), el aceite, el vinagre, mezclándolo todo y dejándolo apartado 15-20 minutos para que macere.

Entretanto, haremos los fideos. Siempre aconsejo hacer caso a las instrucciones del fabricante: en mi caso era suficiente con ponerlos durante 3 minutos en agua hirviendo con una pizca de sal. Como son muy grandes recomiendo que, una vez cocidos y escurridos, se corten en trozos pequeños para que resulte más cómodo comerlos.

Tan sólo quedará echar el cebollino picado muy pequeño, mezclarlo todo muy bien y empezar a hacer nuestros triángulos (la pasta brick resulta más fácil de manejar y más crujiente, igualmente se pueden realizar con pasta filo).

Para conseguir una presentación decente debemos cortar bien la masa, hasta conseguir trozos rectangulares. Un vez hechas las tiras, en el extremo inferior colocamos el relleno (sin pasarnos o se saldrá por los lados), cubriéndolo poco a poco hacia arriba en pliegues sucesivos con formas de triángulo. Cuando llegamos al final de la tira, aplicamos con una brocha huevo batido por la superficie, a fin de que el resultado se afiance y no se desmorone.

Por último, los triángulos se pueden cocinar de dos maneras: en la sartén o en el horno. En el primer caso, cubrimos el fondo de la sartén con aceite, haciéndolo a fuego medio hasta que la masa esté dorada (llevará escasos minutos, puesto que el relleno ya está hecho). Con respecto al horno, forma que recomiendo puesto que quedan menos aceitosos, tan sólo será necesario ponerlo a 180º durante 10-15 minutos y estarán listos para comer.

La Voz del Árabe (LVÁ) – GOURMET – Cd. de México, julio del 2018

1094total visits,1visits today