//DESCUBREN GRABADOS ANTIGUOS DE CAMELLOS EN ARABIA SAUDITA

DESCUBREN GRABADOS ANTIGUOS DE CAMELLOS EN ARABIA SAUDITA

Descubren grabados monumentales y misteriosos de camellos en Arabia Saudita

Las grandes figuras de dromedarios esculpidas durante la era cristiana en rocas del desierto de Arabia Saudita son un hallazgo inédito y rodeado de misterios, a juicio del equipo de arqueólogos franco-saudita responsable de este descubrimiento en el ahora bautizado como “Sitio del Camello”.

“El grabado es absolutamente excepcional”, explicó emocionado uno de los descubridores, Guillaume Charloux, que aseguró que se sentía “como en un pequeño museo” frente a las piedras en las que encontraron una docena de animales esculpidos y en parte borrados por la erosión.

Aunque es difícil establecer la edad del “Sitio del Camello”, los investigadores estiman que fue creado alrededor de la era cristiana, en los primeros siglos antes o después de Cristo, tras compararlo con un relieve del turístico monumento de Petra, en la vecina Jordania.

Un hallazgo que se remonta a 2016, cuando varios sauditas llevaron a los arqueólogos a este lugar en la provincia de Al Yauf, en el noroeste del país.

Enseguida se dieron cuenta de la originalidad de las figuras. “No hay otras iguales en toda Arabia Saudita”, afirmó Charloux, al que acompañaron miembros de la Comisión Saudita para el turismo y el patrimonio nacional.

Sobre todo les llamó la atención que los dromedarios estuvieran hechos a tamaño real, en relieve y con una calidad que “muestra que los escultores eran profesionales”, según explicó este arqueólogo miembro del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) de Francia.

Existen otras hipótesis “menos probables” sobre la autoría, que consideran que las representaciones pudieron ser obra de viajeros o comerciantes, ya que se trataba de una zona de paso.

El sitio era un “lugar de tránsito emblemático” y las grandes rocas posiblemente servían como señalización, explicaron los arqueólogos en la revista Antiquity, que este mes publica el hallazgo.

Estos tallados también son “excepcionales” por la ausencia de texto, muy común en sitios similares, y por la presencia de un burro grabado entre los dromedarios, algo que nunca se había visto hasta ahora. La escena en cuestión representa a un dromedario tumbado que gira su cabeza hacia un animal, “posiblemente un burro o una mula”.

Una de las incógnitas es el uso que se le dio al lugar a lo largo de los años, aunque los autores creen que las imágenes talladas en la roca seguramente “fueron objeto de algún tipo de veneración”.

Con información de HistoriayArqueología.com y agencias

La Voz del Árabe (LVÁ) – TURISMO – Febrero 28 del 2018

 

994total visits,2visits today