/“EL ESPEJO INTERNO”- EN EL 55° ANIVERSARIO – CENTRO LIBANÉS MÉXICO

“EL ESPEJO INTERNO”- EN EL 55° ANIVERSARIO – CENTRO LIBANÉS MÉXICO

Alguna vez me preguntaron dónde está la belleza y no supe responder. Cuando uno encuentra la solución en una obra la belleza se exterioriza por sí misma…

Por: Mauricio Saraya Ley

Jorge Luna (JL) es un artista pictórico cuya obra no es fácil de definir en una corriente, ya que no se puede negar su actualidad, pero tampoco su vínculo con la academia; no rompe paradigmas, sin embargo es original.  Hace años le conozco y hemos sostenido numerosas e intensas conversaciones, con puntos de vista divergentes respecto a muchos temas, pero coincidentes en otros. Tal es el caso de nuestra pasión por la estética y el detalle, así como la manera personal de compartirla con el resto del mundo.

Aquí una entrevista de La Voz del Árabe (LVÁ) previa a su próxima exposición con motivo del 55° Aniversario del Centro Libanés en la Ciudad de México; martes 7 a las 19:00 Hrs. en el Centro Libanés.

LVÁ– ¿Por qué renunciaste a tu carrera en la publicidad donde te desempeñabas como creativo y diseñador?

JL- Fue un deseo que se mantuvo latente durante muchos años, un anhelo de ser libre para dejar de complacer requisitos comerciales, muchas veces en desacuerdo con mis principios, fue un impulso de manifestarme y al final el trabajo ya me resultaba muy penoso, había perdido todo su encanto, entonces la libertad, con todos sus riesgos, fue irresistible.

LVÁ- ¿Cómo es que habiendo trabajado en publicidad y sabiendo manejar programascomo el Photoshop para generar imágenes no te decidiste por arte digital o artemultimedia?

JL- Irónicamente al principio me dejé llevar por el espejismo de la computadora, perodespués se me hizo insoportable, necesitaba un vínculo más directo con la mano y el pulso, sentir la pintura con el tacto y mezclar materiales y pigmentos de una manera más viva, disfrutando de los olores y la alquimia de mezclar ciertos colores para ver aparecer otros completamente nuevos. Desde el principio busque formatos donde pudiera desplazar los pinceles con el brazo completo. No lo hacía razonando, era una necesidad sensual e intuitiva.

LVÁ- ¿Qué es lo que principalmente buscas?

JL- Alguna vez me preguntaron dónde está la belleza y no supe responder. Cuando uno encuentra la solución en una obra la belleza se exterioriza por sí misma. No creo que haya una explicación para eso y tampoco creo que uno busque, ¡más bien encuentra! Heescuchado a otros artistas, no sólo pintores, confesarse como vehículos de algo que llega a la mente o la emoción. Es raro pero muchos creativos “aquí Jorge hace el signo de comillas con los dedos” comparten la misma experiencia, y muchas veces al terminar su obra, en mi caso un cuadro, no lo siento como algo inventado por mí, sino que me parece una imagen preexistente. Tú mismo Mauricio, como escritor me entenderás cuando te digo que a veces pintar es como leer un libro: sin escritor no habría lectura, y sin pintor no habría pintura.

LVÁ- ¿Por qué si buscas libertad, tienes preferencia por lo figurativo y no por lo abstracto?

JL- Ciertamente podría entregarme a un frenesí emocional y pintar abstracto, algunas veces lo he hecho, pero las figuras ya sean naturales o artificiales se presentan por sí mismas con su estética individual que se magnifica cuando se mezclan los elementos. Hay en cada objeto un lenguaje oculto, y me gusta descubrirlo. Muchas veces no me doy cuenta exactamente cuál es, incluso hasta después de terminado el cuadro, pero la contemplación me lleva a ciertas revelaciones, aún después de haber concluido, y me convierto en espectador de mi propio trabajo que inesperadamente continúo descifrando.

LVÁ- ¡Así que eres un artista en constante proceso creativo que busca acrecentar la estética de las cosas al combinarlas! Eso es lo que yo llamo no soñar con ser artista, sino serlo. Ahora bien, sobre tu manera de componer tus obras ¿Me puedes dar un ejemplo?

JL- Sí, me ha sucedido con los objetos de vidrio y la refracción, con la geometría de la naturaleza, también con los juegos de mesa, su orden numérico y su configuración, hay patrones y a veces la relación entre dos objetos le da un significado a las formas que puede variar incluso, si son los mismos objetos pero colocados de un modo diferente.

LVÁ- ¿Qué respondes cuando te preguntan si tu obra es simbolista?

JL- Los símbolos están en todas partes, no puedo decir que tengan un significado personal para cada quién pero sí son múltiples y abundantes en su significación. Una frase de Jorge Luis Borges me inspira mucho al respecto: “Quien conozca a una flor conocerá el cosmos”. En las flores podemos descubrir un código mucho más extenso que nuestro propio idioma, muchas personas miran sin ver y otros ven donde otros no, yo dedico mi trabajo a desarrollar las formas con atención a los detalles y sobre todo a la expresión emocional del color. Me guío por una intuición difícil de explicar, pero los colores se van sintiendo, se parecen a los aromas, traducirlos a palabras para mi, que no soy escritor, sino pintor, me resulta casi ocioso. Yo recomiendo mirar los cuadros en silencio, eso nos da un mejor juicio, pero para eso debemos desprendernos de una descripción hablada.

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, noviembre 7 del 2017

1471total visits,1visits today