//EL MITO DE LA IDENTIDAD NACIONAL

EL MITO DE LA IDENTIDAD NACIONAL

La influencia del mito en la construcción de la identidad nacional del Levante contemporáneo…

Por: Rabih Rayes

Se puede suponer que, ante la creciente influencia de las redes sociales y el flujo de información que éstas producen, además de la amplia cobertura de eventos catastróficos como lo son las crisis humanitarias y los conflictos intrarregionales, por los medios tradicionales de difusión y por la distinta interpretación de éstos, es que el Levante contemporáneo se encuentra en un avatar geopolítico fuera de lo ordinario.

Todo esto, a raíz del pulso político entre las grandes potencias del “sistema internacional”. Lo cierto es que esta región por su posición estratégica en el ámbito geopolítico, militar y comercial, se ha caracterizado a lo largo de la historia por su vulnerabilidad ante las disputas internacionales. En ese sentido, la inestabilidad política y social es una constante histórica de la región.

Ahora bien, ¿Qué importancia tiene el mito ante todo esto? Más aún, ¿cómo es que éste afecte la identidad nacional? Es por ello que en las siguientes líneas se abordará la relevancia de este binomio mito e identidad nacional, para visualizar desde otra perspectiva al Levante contemporáneo.

Es importante resaltar que para los propósitos de este artículo, se limitan analizar el binomio mito e identidad nacional en Líbano, Palestina e Israel, dejando a un lado, por cuestiones de extensión, a los otros 6 países que conforman al Levante contemporáneo.

Para comenzar el análisis, es importante puntualizar el concepto “mito” se mencionarán brevemente las distintas civilizaciones antiguas que retomaron conceptos mitológicos para la conformación de la identidad nacional y para finalizar, su papel y uso político dentro de una nación.

La palabra “mito” deriva del latín mythologia, y ésta del griego mythología: de mythos, fábula, y logos, tratado: “historia de los fabulosos dioses y héroes de la antigüedad”.  Ahora bien, existen varias definiciones para el “mito”, la siguiente parece lo bastante sólida para el presente análisis. Mito es un relato tradicional que evoca la actuación memorable y pragmática de personajes (dioses y héroes) en un tiempo prestigioso y lejano.

Con relación a las principales civilizaciones que hasta la fecha han dejado un rastro notable de su mitología se encuentran: la griega y romana, egipcia, hindú, china, americana, celta, nórdica y fenicia. Sin duda alguna, han de existir un sin fin de corrientes más derivadas de las tribus africanas o las tribus de Asia central, pero la preponderancia por su influencia cultural de las civilizaciones citadas son las más conocidas.

Ahora bien, ¿en respuesta a la interrogante qué importancia tiene el binomio mito e identidad nacional?  Se citará aquí un pequeño párrafo del especialista en mitología indoeuropea G. Dumezil, que puntualiza la función cultural del mito en toda sociedad: El país que no tenga leyendas, dice el poeta, está condenado a morir de frío. Es muy posible. Pero el pueblo que no tenga mitos está ya muerto. La función peculiar de esta clase de leyendas que son los mitos es, en efecto, expresar dramáticamente la ideología de la que vive la sociedad, mantener ante su conciencia no solo los valores que reconocen y los ideales que persiguen de generación en generación, sino ante su ser y estructura mismos, los elementos que la constituyen; justificar, en fin, las reglas y las prácticas tradicionales sin las cuáles todo lo suyo se dispersaría.

Con respecto a la identidad de una nación, la catedrática en ciencias políticas en Queen Mary University of London, Montserrat Guibernau, en su libro La identidad de las naciones aborda ampliamente el tema. Para comprender la identidad de una nación, según la autora, es importante considerar cinco atributos esenciales: 1) La dimensión psicológica. 2) Dimensión cultural. 3) Dimensión histórica. 4) Dimensión territorial. 5) Dimensión política.

Se abordarán brevemente los atributos antes mencionados. Primero, la dimensión psicología: nace del vínculo emocional de cada persona hacia la cercanía con los connacionales.

Segundo: la dimensión cultural, es aquella que abraca los valores, creencias costumbres incluso el idioma preponderante, es importante resaltar que esta se ve fortalecida y surge el vínculo emocional entre los connacionales. Asimismo, no se debe de menospreciar el simbolismo del origen y la antigüedad ya que ambas son herramientas cruciales, muchas veces utilizadas, por la elite política, para aglutinar y configurar a una nación, incluso es evidente el uso común dentro del discurso político.

Tercero: la dimensión histórica, es crucial puesto que ésta fomenta el vínculo emocional entre los connacionales creando una imagen subjetiva de una familia más extensa. En muchas ocasiones, la elite política hace referencia a la historia, la antropología y la arqueología para fortalecer el sentimiento de pertenencia de una nación.

Cuarto: la dimensión territorial, actualmente este término se identifica erróneamente con el Estado Nación moderno. Teniendo como influencia el predominio y surgimiento de este en Europa occidental a finales del siglo XIX, otros países incluso durante el siglo XX. El Estado Nación europeo es muy difícil de trasladar y aplicar o tras regiones del mundo como lo son el Medio Oriente, Asia central y más aún en el continente africano. Puesto que las fronteras creadas por las metrópolis europeas justo después del culmino de la segunda guerra mundial, y posteriormente con el surgimiento del proceso de descolonización, fijaron fronteras que en muchas ocasiones no destruían la dinámica social y política autóctona de la región. Como por ejemplo en muchas tribus africanas que quedaron dispersas entre diferentes Estados Nación.

Quinto: la dimensión política, esta última vinculada completamente a la relación entre territorio y a la idea del Estado-Nación moderno. En muchas ocasiones, la elite política utiliza el uso de los símbolos, la influencia que estos tienen sombre la dimensión psicológica antes mencionada, como por ejemplo las banderas, la creación de enemigos comunes y un sistema educativo común.

En resumen, el binomio mito e identidad nacional están fuertemente ligados, ya que los mitos influyen en los cinco atributos esenciales antes mencionados. Puesto que en la antigüedad estos mitos influían en la dimensión psicología ya que, a groso modo representan un tipo de explicación y refugio ante los fenómenos naturales sociales y políticos.

Cabe mencionar que posteriormente gracias a la ilustración europea y el surgimiento de las religiones monoteístas estas se vieron desplazadas. Sin embargo, los mitos siguen estando presente tanto en la dimensión cultural, histórica, territorial gracias a las expediciones arqueológicas y otras ramas de la ciencia moderna que se han encargado del estudio de las antiguas civilizaciones.

Asimismo, en la dimensión política han cobrado una importancia sumamente interesante en el discurso político y en la conformación del levante contemporáneo. Es por ello que, que en las líneas posteriores se profundizará más sobre esto. Primero, el caso del surgimiento de Líbano como nación independiente. Líbano obtiene su independencia el 22 de noviembre de 1943, como se mencionó líneas antes, la conformación de nuevos Estados Nación, bajo la interpretación europea en regiones del mundo donde la dinámica política y social fue distinta a la europea, representó un reto importante para la elite política e idealistas de los movimientos independentistas.

En ese sentido, se recurrió a mitos anteriores para legitimar y construir una identidad nacional. Asimismo, la ideología y la búsqueda de símbolos fueron cruciales para esta tarea. En el caso libanés, a partir de 1900, surgió la ideología de la reconstrucción fenicia, tal como lo señala William Harri, catedrático de Ciencias Políticas en The University of Otago en su libro “Lebanon A History 600-20011” desde entonces la elite política ya hacía referencia de la civilización fenicia para legitimar su ideología base para su movimiento independentista.

Ahora bien, José Luis Córdoba de la Cruz, en su libro “Breve historia de los Fenicios” narra de una manera concisa el surgimiento, esplendor y algunos de los mitos y dioses de los fenicios. Es importante resaltar que los fenicios fue un pueblo que no se conocían así mismo como tales, el nombre de fenicios viene de distintas fuentes de las cuales resaltan griegas.

Los fenicios se localizaban en tres enclaves principales, Biblos, Sidón y Tiro, de ahí crearon una cultura basada en el comercio y trascendieron a la historia como grandes marineros inventores del alfabeto e individuos reactivaron las rutas comerciales en el Mediterráneo para dar un apogeo sin igual a su civilización.

Cabe mencionar que el surgimiento de los fenicios fue durante la edad del bronce y tuvo su mayor esplendor en la edad del hierro. Como se menciona al principio, el Levante contemporáneo, ha sido por su posición estratégica, una zona llena de avatares geopolíticos y luchas constantes provocando la caída, reconstrucción o asimilación y el surgimiento de distintas civilizaciones, como lo fueron los fenicios después de la invasión de los pueblos del mar al imperio Ugarit.

En efecto, los puertos de Biblos Sidón y Tiro siguen siendo elementos cruciales dentro del Líbano contemporáneo, pero estos son solo una parte del territorio actual de Líbano. Por ende, se puede asumir que, con la correcta orientación de las dimensiones culturales, históricas, psicológicas y políticas y en conjunto del “mito” que se encuentra envuelta en varias de estas dimensiones, la elite política de ese entonces configuró una ideología sumamente sólida, para el movimiento nacionalista que en 1943 conformó la creación del Estado Nación libanés.

Por último, el símbolo del cedro en la bandera libanesa es un claro reflejo y reconocimiento de los fenicios ya que la madera de estos árboles milenarios fue esencial para la creación de barcos, la expansión del comercio y la creación de pequeños enclaves en otras ciudades costeras en el Mediterráneo, especialmente en la isla de Ibiza, y en Cádiz, España, entre otras.

Sin embargo, el culto a los antiguos dioses fenicios; Astarté, Melkart, Eshúm, Moloch, quedaron desplazados, por el surgimiento de las religiones monoteístas y sus distintas ramas que conviven en Líbano actual. Para finalizar el caso libanes voy a citar la siguiente definición de ideología que a mi parecer fue el elemento central para la construcción de la identidad nacional del Líbano independiente.

Ideología: Un modo de razonamiento moral constituido por mitos doctrinas y estilo retórico pretendiendo explicar la causa y efecto y su evaluación con la aprobación o la desaprobación. Henry Kissinger, 1964

Por su parte Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948 en el Museo de Arte de Tel Aviv. Consideró que el uso del mito, por parte del movimiento sionista internacional, fue una estrategia clave para mantener latente durante muchos años la construcción de la identidad nacional israelí. A pesar de que, en el caso de Israel se utilizaron como referencia los relatos antiguos en el Antiguo y nuevo Testamento de la Biblia.

La realidad es que en 1948 cuando Israel enfrentó la ofensiva árabe y proclamó su independencia, pasajes de estos libros sagrados fueron reutilizados para vigorizar la identidad nacional del nuevo Estado-Nación. Asimismo, para motivar e impulsar la causa sionista en el momento decisivo de esta, la creación del Estado y su lucha por su supervivencia. Por ejemplo, durante las victorias de las distintas milicias israelíes Hagana Tzahal que posteriormente se unificarían dentro del Ejército Nacional, el mito de David contra Goliat fue esencial.

Puesto que David (los militantes israelíes) estaban logrando victorias simbólicas contra Goliat (los militantes de los diferentes países árabes envueltos en la guerra). Al parecer el uso de este mito fue sumamente relevante ya que este motivó a los militantes israelíes a luchar por un Estado-Nación para el pueblo israelí. Asimismo, otro elemento crucial que inyectó de ideología y simbolismo fue el sentimiento de peligro y la oportunidad de un lugar seguro para los judíos de todo el mundo. Es importante recordar que la tragedia del Holocausto (Shoá) ere latente en esos años lo cual fue utilizado muy bien por la elite política israelí para la conformación del Estado Nación.

De modo que retomando los atributos esenciales para la identidad nacional, citados con anterioridad, en el caso israelí la dimensión política, histórica y cultural, se utilizaron de manera asertiva para impulsar la dimensión psicología, como se mencionó, crear el sentimiento de hermandad entre los connacionales, sin importar que muchos de ellos venían de distintos países del mundo, otros ya se encontraban en la región y así juntos luchar por consolidar la realidad de una dimensión territorial definida que actualmente los israelíes defienden sin mesura alguna.

Es importante mencionar que la elite política israelí ha utilizado constantemente dos elementos cruciales que definen a Israel: la creación de enemigos comunes y el uso de simbolismos y rituales. Esto es esencial para comprender a un país que, a lo largo de su breve historia, se ha caracterizado por el constante periodo de guerra y donde el dilema de seguridad es un elemento central dentro de la psique ciudadana.

Para finalizar se encuentra el caso de Palestina. A pesar de que hablar de Palestina como un Estado Nación conforme a los lineamientos que se han expuesto a lo largo de este texto es sin duda alguna, una acción muy compleja. Debido a que geográficamente la región de Palestina es tangible, es una realidad en un sin número de textos antiguos, mayor a la que tienen Líbano e Israel, dos Estados-Nación del Levante contemporáneo. A pesar de ello, en la actualidad no existe como tal un Estado nacional para el pueblo palestino con plena legitimidad y derechos internacionales.

Puesto que la Naqba (catástrofe en árabe) puede ser apreciada como el mito que refleja la realidad de la Palestina contemporánea. Puesto que tomando en cuenta que el mito puede expresar tanto admiración como rechazo. Puede querer decir “es algo magnífico, excelso y admirable” desde la perspectiva “israelí”, o “es algo evidentemente falso” desde la perspectiva palestina.

Esto dependerá de la narrativa del texto que cada individuo maneje al momento de abordar el tema del conflicto palestino-israelí. Ahora bien, es importante resaltar que haciendo alusión a los cinco atributos para la conformación de la identidad nacional que han sido utilizados como uno de los ejes conductores del análisis del presente escrito, la sociedad palestina hoy en día cuenta claramente con tres de éstas, una de ellas se encuentra en crisis y la ultima en disputa.

Primero, tanto la dimensión psicológica, cultural e histórica están fuertemente presentes en la realidad física de la dinámica social de Palestina. Ante la cruda realidad de la vida en los territorios ocupados de Palestina, el vínculo emocional de cada persona hacia la cercanía con los connacionales se ha magnificado ante el sentimiento de impotencia que viven todos los palestinos.

Segundo, conforme a la dimensión cultural, los aspectos antigüedad de la cultura, como el origen de ésta, sin duda alguna, siguen presentes dentro de la psique del pueblo palestino. Asimismo, podría decirse que las nuevas generaciones que han crecido, bajo la realidad del Naqba, la han transformado haciendo de esta tragedia algo intrínseco, tanto a para la dimensión psicológica, como la dimensión cultural.

Tercero, la dimensión histórica se encuentra fragmentada desde un punto de vista personal, se puede recordar, desde la época en donde la región se percibía como una sola Palestina; tierra fértil, próspera y simbólica para la civilización, ya que las tres religiones monoteístas tienen santuarios y centros de culto ahí. Desde otro punto de vista, la dimensión histórica a partir del inicio del siglo XX tiende a ser cruda difícil y conflictiva. A su vez retomando un poco la tendencia de la mitología griega podría enfatizarse que es trágica.

Cuarto, con respeto a la dimensión política, se considera que ésta ha transitado por un periodo de crisis tras otro y esto tiene sus orígenes antes de la creación del Estado Nación de Israel. Para ello se cita Avraham Sela, y tres de sus cuatro impactos centrales que tuvo la revuelta palestina en 1936-1939 sobre el futuro de los palestinos que al parecer son fundamentales en solventar el argumento.

1) La elite palestina fue diseminada por el terror interno tanto en las aldeas como en las ciudades. Casi no hay familia notable que no haya sido afectada. Esto aminoró notoriamente la capacidad palestina de reaccionar frente al desafío que representaba el sionismo en todos sus aspectos.

2) Durante la Segunda Guerra Mundial, la vida política se paralizó debido a la ley marcial impuesta por los británicos, pero más aún por la ausencia de una elite política efectiva durante los 10 años decisivos cuyo producto fue el establecimiento del Estado de Israel por un lado y por el otro la catástrofe árabe.

3) El liderazgo de la causa palestina fue asumido por los Estados árabes con apoyo británico desde que sus líderes intervinieron para poner fin a la huelga general palestina en octubre de 1936 a los congresos anglo-árabes de 1939 y 1946 y 1947. En 1948, los Estados árabes intervinieron militarmente contra Israel y de 1946 en adelante permitieron que la facción palestina de los Hussein dominara las decisiones políticas.

Ahora bien, en la actualidad la crisis dentro de la elite política, sigue siendo una constante, debido a que, el territorio que actualmente domina la Autoridad Nacional Palestina (ANP) la cual surgió en 1994 como una organización administrativa que se considera el Estado palestino, está en peligro, debido a dos elementos muy concretos. Primero, ésta se ha visto desacreditada por la incapacidad de consolidar un acuerdo de paz con Israel.

Segundo, desplazada por el partido Hamas y su líder, Ismail Haniye, que actualmente controlan Gaza. Con una división entre la elite política palestina, es imposible la construcción de una identidad nacional sólida con base al uso de simbolismos y rituales, creación de enemigos comunes “los cuales son evidentes”, el desarrollo de una ciudadanía y una progresiva consolidación de una educación inyectada con una ideología cívica, fuertemente orientada al patriotismo y nacionalismo.

Quinto, la dimensión territorial actualmente está en disputa y ésta situación dependerá de la capacidad de la elite política y el uso de las estrategias más comunes utilizadas por una elite política para la creación de una identidad nacional, mencionadas en el párrafo anterior, así como la capacidad de negociación de éstas para la dimensión territorial. A condición que siga siendo un elemento a considerar, puesto que, el expansionismo israelí con el paso del tiempo convertirá la consolidación de la dimensión territorial en una cruzada más difícil con el paso del tiempo.

Para finalizar se precisan algunas reflexiones finales. A lo largo del presente artículo se utilizó el binomio mito e identidad nacional, con la finalidad de resaltar como en la época contemporánea, la mitología y el conglomerado de relatos antiguos que la conforman ha pasado a ser una herramienta política, mediante su uso en el discurso político.

Asimismo, ha sido utilizada en la narrativa política, siendo capaz de aglutinar a distintas comunidades que pese a su condición heterogénea han encontrado en el mito un elemento común para la construcción de una identidad nacional que en dos de los tres casos analizados en el Levante contemporáneo han concluido con la conformación de un Estado-Nación, con legitimidad, autonomía, cierto grado de soberanía y reconocimiento internacional.

Sin embargo, fuera de menospreciar la labor de las elites políticas con el modo asertivo en su uso del mito para cumplir con sus ambiciones políticas, es importante resaltar que también la voluntad política, el interés de las potencias regionales en el Medio Oriente y las potencias extra regionales del sistema internacional, principalmente EEUU, La Unión Europea (UE), Rusia y China han influido drásticamente en la consolidación del Estado Nación de Israel.

Por su parte, en el caso de Líbano, existe el interés de occidente, principalmente de Francia y EUA por blindar a Líbano de la turbulencia geopolítica en el Medio Oriente, sin olvidar la relación especial entre Francia y Líbano puesto que este país sigue siendo un enclave estratégico para occidente en el Medio Oriente.

Con respecto al proyecto de consumación de un Estado-Nación palestino, sin duda alguna la crisis dentro de la elite política palestina, han complicado la tarea de concretar la consolidación de un Estado Palestino, independiente, con autonomía, un cierto grado de Soberanía y la legitimidad absoluta de los actores más influyentes del Sistema Internacional

Se aclara que, ante el avatar geopolítico por el que está atravesando la región, principalmente por el vacío de poder reinante que tantas potencias regionales y sus aliadas extra regionales están tratando de ocupar, la causa palestina se ha visto desplazada por una inminente crisis humanitaria que afecta a todo la mayor parte del Medio Oriente y no solo al Levante contemporáneo. Sin embargo, no se debe olvidar que esta zona por su posición estratégica, geopolítica y por ser el puente entre oriente y occidente, históricamente se ha caracterizado por su constante turbulencia política y social.

En definitiva, la relevancia geopolítica y los intereses de las potencias extra regionales han sido claves para la conformación del Levante contemporáneo. Al mismo tiempo, el uso asertivo del mito anclado en la dimensión política, psicológica histórica y cultural por parte del movimiento sionista blindó a este el atributo faltante para la configuración del Estado de Israel “la dimensión territorial”. Por otra parte, en el caso de Líbano, se utilizó correctamente la dimensión histórica y cultural para influir drásticamente en las dimensiones psicológicas y territoriales para la conformación del Líbano independiente que actualmente cuenta con un territorio mucho mayor al que sus predecesores los fenicios ocupaban.  Para finalizar se cita la siguiente reflexión sobre la mitología: La mitología está en el acervo común de la Humanidad, está en el origen del arte y la historia, y aún hoy configura parte de ese subconsciente colectivo de la humanidad. – Konstantin Makovasky

*Rabih Rayes, Internacionalista por parte de La Universidad La Salle. Ha fungido como asesor de analista político en la SRE, en el Departamento de África y Medio Oriente. Temas de mayor interés: la geopolítica y seguridad internacional y su influencia en la región del Medio Oriente. Autor del Artículo : La Paradoja del Factor Geopolítico en Líbano ante la Crisis Política y Social del Medio Oriente, a Raíz de la Primavera árabe en la Revista Académica de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Año X No.19 Julio 2012, p.207-220 de la revista: https://goo.gl/oYyjLO). Hoy es colaborador de La Voz del Árabe.

Para cualquier duda o aclaración escribe a Rabih: rab_89@hotmail.com

Bibliografía: -Del Arenal, Celestino. Introducción a Las Relaciones Internacionales. Cuarta Edición. Madrid. Tecnos. / -Gual García, Carlos. Historia Mínima de la Mitología. México. Turner Publicaciones. / -Guibernau, Montserrat. La Identidad de las Naciones. Primera Edición 2009.Barcelona. Ariel. / -Sznajder, Mario. Historia Mínima de Israel. México. Primera edición 2017. Turner Publicaciones. / -Rodríguez Zahar, León. Líbano, Espejo del Medio Oriente Comunidad Confesión y Estado siglos VII-XXI. Primera Edición 2004.México. / -Harris, William, A History 600-2011 Lebanon. Nueva York. Oxford University Press, Inc. / -Córdoba de la Cruz, José Luis. Breve Historia de los Fenicios. España. nowtilus. / -Melgar Valero, Luis Tomás. Mitología. Madrid. LIBSA. / -W. Freeman, Jr, Chas. Diplomat´s dictionary. Segunda Edicción. Washington, DC. United States Institute of peace.’ / -Armstrong, Karen. Los Orígenes del Fundamentalismo en el judaísmo, el cristianismo y el islam. México. Tusquets Editores.

Información: Investigación del autor / Imagen: LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, mayo 14 del 2018

716total visits,78visits today