//ELEMENTOS DE LENGUAJE RELATIVOS A CONCLUSIONES DE TRIBUNAL DE JUSTICIA DE UE

ELEMENTOS DE LENGUAJE RELATIVOS A CONCLUSIONES DE TRIBUNAL DE JUSTICIA DE UE

Las relaciones entre Marruecos y la UE han demostrado su fortaleza, riqueza y capacidad de recuperación.

  1. Un comunicado de prensa fue publicado el día de hoy, por El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sobre las conclusiones de su Abogado General en el procedimiento prejudicial sobre el Acuerdo de pesca entre Marruecos y la Unión Europea.
  2. Como lo indican las palabras del Comunicado, el Abogado General de la Corte emitió algunas conclusiones que, por su simplicidad y radicalidad extrema, son fundamentalmente incompatibles con la riqueza y profundidad de las relaciones entre Marruecos y la UE, ni con las peculiaridades de la cuestión del Sahara y las complejidades legales y políticas.
  3. Las conclusiones del Abogado General sorprenden por su parcialidad. Las argucias del legalismo que estas invocan, ocultan mal su naturaleza eminentemente política. Estas revelan una profunda ignorancia de los hechos y una flagrante falta de conocimiento del derecho internacional.
  4. Debe señalarse que las conclusiones del Abogado General son sólo su propia opinión individual, emitida en la fase preliminar del procedimiento. No representan la posición de los jueces de la Corte, y mucho menos el veredicto final de la Corte, que solo se entregará al final del proceso.
  5. Pero, si bien las conclusiones del Abogado General no son un suceso desde el punto de vista jurídico, son una fuente de interrogación desde el punto de vista político. Porque éstas hacen que el temor sea un sesgo motivado políticamente del Abogado General.
  6. Este temor está aún más justificado dado que el mismo Abogado General emitió, en septiembre de 2016, conclusiones igualmente polarizadas políticamente sobre el acuerdo agrícola entre Marruecos y la UE; conclusiones que fueron desautorizadas por los jueces de la Corte en su veredicto final, que concluyeron que los acuerdos entre Marruecos y la UE eran legales y que los recursos del “Polisario” eran inadmisibles.
  7. En cualquier caso, es importante señalar que el Gobierno marroquí no ha reaccionado ni ha comentado lo que ha dicho el Abogado General. Esta actitud demuestra que Marruecos se siente seguro de sus derechos, sereno en su legitimidad y fuerte de la unidad nacional en torno a su causa sagrada.
  8. El silencio oficial también se explica por el hecho de que Marruecos no es parte en el caso y, por lo tanto, sigue siendo ajeno al procedimiento ante el TJUE y no se considera vinculado por las conclusiones del Abogado General.
  9. Pero cualquier observador exigente sólo puede rechazar estas conclusiones, mediante las cuales el Abogado General del TJUE se ha atribuido el derecho de tomar partido en cuestiones eminentemente políticas.
  10. Las relaciones entre Marruecos y la UE han demostrado su fortaleza, riqueza y capacidad de recuperación. El Acuerdo de Pesca en sí mismo es uno de los muchos elementos de una asociación diversificada entre las dos partes. Nunca ha sido solicitado por Marruecos. Es de hecho, la Unión Europea quien siempre lo ha pedido e insiste en su renovación. Hace tan sólo 3 días, la Comisión Europea solicitó formalmente renovar el Acuerdo de Pesca, que vence este año.
  11. De forma similar, la Comisión Europea ha confirmado públicamente, en un informe oficial reciente, basado en estudios de campo, que el Acuerdo de pesca produce substanciales beneficios socioeconómicos para las poblaciones y que contribuye, como resultado de ello al desarrollo.
  12. Las conclusiones del Abogado General suenan como un falso en el discurso general de la Unión Europea.
  13. Estas conclusiones reflejan una desconcertante multiplicidad de interlocutores y voces dentro de la UE. Que debilitan la coherencia de las posiciones de Europa y comprometen los fundamentos de la Asociación fuerte y fiable a la UE y Marruecos aspiran.
  14. Para seguir la lógica discutible del Abogado General, un Estado que “no tendría derechos” en una parte de su territorio, ¡tampoco tendría sobre este ninguna responsabilidad! Pero esta lógica es contradicha por la propia UE, todos los días. ¿Con quién coopera Europa cuando se trata de frenar la amenaza terrorista? ¿Con quién está trabajando Europa en la lucha contra la inmigración irregular? ¿Con quién cuenta Europa cuando se trata de preservar la paz y la estabilidad? Hacia quien Europa gira, si no hacia Marruecos.
  15. Marruecos, así como la UE, deben mantener la calma pero ser prudentes frente a los reiterados intentos de comprometer los fundamentos de sus relaciones y afectar la fiabilidad de su asociación.
  16. Al tiempo de las denuncias de las incoherencias y el doble lenguaje de algunos protagonistas europeos, que asumen la plena responsabilidad de sus acciones, debemos acoger la posición de las instituciones de la UE y los Estados miembros que han reafirmado su compromiso con la Asociación con Marruecos.

La Voz del Árabe (LVÁ) – NOTICIAS –  Cd. de México, enero 15 del 2018

585total visits,2visits today