//GIBRAN KAHLIL GIBRAN

GIBRAN KAHLIL GIBRAN

La literatura de Kahlil Gibran estuvo definida por una búsqueda mística de las materias más clásicas del comportamiento y el existencialismo desde una impresión de bonhomía y conexión natural…

Por: Abdullah Al-Kahwagi

Hablar de Gibran Kahlil Gibran es hablar de uno de los artistas más grandes del medio Oriente, libanés de nacimiento supo muy bien captar al mundo que lo rodeaba, a la gente y sobre todo al amor… seguido por el arte en las diferentes facetas que practicó. Fue entusiasta y muy emprendedor, fue un hombre digo de cualquier tipo de reconocimiento en cualquier rincón del mundo, el artista guiado por Dios, me atrevo a decir y escribir. No es nada fácil hablar refiriéndose a este ser humano que fue un grande entre los grandes, hay miles de página ya escrita de su vida y su obra, hoy aquí en La Voz del Árabe sólo trato de recordarlo, me solicitaron de parte del editor en jefe un artículo sobre un artista árabe, el primero que vino a mi mente fue este gran señor, Gibrán Kahlil, sea pues este pequeño gran homenaje a este árabe libanés que siempre vivirá en corazón de todo el mundo.

Gibran Kahlil Gibran (6 de enero de 1883 – 10 de abril de 1931) poeta, pintor, novelista y ensayista, también conocido como Gibran Jalil Gibran. Nació en Besharre, Líbano. Se crio en el seno de una humilde familia maronita. Su padre Kahlil era un boticario que trabajaba en la botica de su cuñado y su madre Kamila Rahme, hija de un sacerdote maronita que predicaba en Brasil. El pequeño Kahlil tenía una forma de ser solitaria, le encantaba salir a dar paseos en donde podía durar varias horas contemplando la naturaleza y el paisaje.

Su primera escuela fue la Escuela elemental de Bisarri. Kahlil tuvo que separarse de sus hermanos cuando sus padres emigraron a  Estados Unidos con la intención de tener una mejor calidad de vida y poder sustentar la educación de sus otros hermanos que se quedarían en el Líbano. Kahlil fue un niño muy querido por su abuelo materno, quien le enseño sobre el arte y el conocimiento tradicional de su cultura, que sirvieron como fundamente para sus obras futuras. Desde muy pequeño mostró su habilidad para la literatura y la pintura.

Cuando arribó con su familia a Boston, Massachusetts, fue al principio muy duro poder adaptarse a una nueva cultura y manejar el inglés, pero con el tiempo y dedicación logró manejarla con gran desenvolvimiento, tal fue el caso que sus obras más famosas fueron escritas en esta lengua, aunque nunca olvidó el árabe, que perfeccionó tras su regreso a Líbano en 1898 hasta 1902. En su juventud leyó a Friedrich Nietzsche y Walt Whitman. Luego de un tiempo en el país estadounidense conoció al fotógrafo Fred Holland Day, quien se convirtió en su mentor artístico.

En el año 1898 regresó a su país natal. Estudió lengua árabe en la Escuela de la Sabiduría, en donde destacó por su habilidad en el dibujo. Continuó practicando el maronismo, y también aprendió francés, empezó a forjarse un estilo literario caracterizado por la sutileza, la elegancia y la finura.  Durante su estadía en su tierra escribió la obra El Profeta, que luego sería su obra cumbre. Pero no todo fue bueno, su familia comenzó a sufrir de tuberculosis. A causa de esta terrible enfermedad fallecieron su madre, su hermana Sultana y su hermanastro Butros, quedando con vida Mariana, su hermana.

A su regreso a Boston, comenzó a publicar en su lengua natal obras que ponen de manifiesto su peculiar estilo. Asimismo desarrolló su habilidad por el dibujo y la pintura, realizando obras tan importantes que lograron ser exhibidas en varias partes del mundo y llegaron a tener el nivel de trabajos de Auguste Rodin o William Blake. En este momento conoció a Mary Haskell con quien mantuvo encuentros amorosos. Además, ella le brindó gran apoyo económico. Luego conoció a su amor platónico la escritora libanesa May Ziadhe, la única cercanía que tuvieron fue por cartas.

Su espíritu era muy curioso y poco conformista, por ello, decidió tomar camino hacia París en 1904 con la intención de aprender de nuevos estilos y corrientes tanto literarias como artísticas, se instaló en Vaugirard hasta 1910. Fue un gran conocedor del ambiente cultural y artístico de la época. Regresó a  Boston con la idea de fundar una especie de colectivo político-social que buscaba luchar en contra de la tiranía y la opresión en Medio Oriente, su idea fue lograda. Luego, se trasladó a Nueva York, para publicar el libro Las Alas Rotas. Sus primeros textos los publica en la revista libanesa “Al-Manarah”. Inicia una nueva aventura de viajes por Europa que sin duda enriquecerán su bagaje cultural.

Comenzó a trabajar para la revista al- Funun, aunque esta fue cerrada y comenzó a servir para la revista Saih. En este momento, conformó con un grupo de literatos un circulo llamado “la liga literaria”, entre sus miembros se destacan: Yubran, Nuayma, Nasib Arida, Rasid Ayyub, Yubran. Durante este periodo comenzó a escribir en inglés situación que le aseguró un apogeo fecundo y un reconocimiento más amplio. Gibrán realizó una reedición de El Profeta, que finalmente fue publicado en 1923, con éxito total e imágenes de su propia autoría.

Antes había publicado El Loco y posteriormente El Precursor. A causa de malos presentimientos, decidió retornar a su patria. Su salud comenzó a decaer con frecuencia hasta el final de su vida. Estuvo acompañado durante esta dura etapa por su amada esposa. Desde 1925 comenzó a recibir grandes cantidades de dinero gracias a sus libros que tenían gran reconocimiento. En este momento su obra comenzó a mermar porque no tenía las fuerzas necesarias para escribir. Finalmente Gibran murió el 10 de abril de 1931 en Nueva York a la temprana edad de 48 años.

Definitivamente, la literatura de Kahlil Gibran estuvo definida por una búsqueda mística de las materias más clásicas del comportamiento y el existencialismo desde una impresión de bonhomia y conexión natural. Reflejo de esto es sus obras: Espíritus Rebeldes (1903), El Loco (1918), obra influenciada por Nietzsche, y Jesús, El Hijo Del Hombre (1928).

Algunas Frases de Khalil Gibran:

“Aprendí el silencio con los habladores, la tolerancia con los intolerantes y la gentileza con los groseros. Aún por extraño que pueda parecer, soy ingrato para con esos profesores.”

“Está bien dar cuando se lo piden pero es mejor no dar la respuesta, por medio de la comprensión.”

“Todos somos prisioneros, pero algunos de nosotros estamos en celdas con ventanas y otros no.”

“Porque el pensamiento es un ave del espacio, que en una jaula de palabras podría desplegar sus alas, pero no volar.”

“La vida sin amor es como un árbol sin flores ni frutos.”

“Un día me preguntarás que es más importante, si mi vida o la tuya. Yo diré que la mía y tú te irás sin saber que tú eres mi vida.”

“Si revelas tus secretos al viento, no debes culpar al viento por haberlos revelado a los árboles.”

“La fe es un conocimiento dentro del corazón, más allá del alcance de la prueba.”

“No digas, ‘He encontrado la verdad’, sino más bien, ‘He encontrado una verdad’.”

“Dios hizo la Verdad con muchas puertas para dar la bienvenida a todos los creyentes que llamaran a ellas.”

“Lo intemporal que existe en vosotros es consciente de la intemporalidad de la vida.”

“Tu diario vivir es tu templo y tu religión. Cada vez que entres en él, hazlo con todo tu ser.”

“Y en mi locura he hallado libertad y seguridad; la libertad de la soledad y la seguridad de no ser comprendido, pues quienes nos comprenden esclavizan una parte de nuestro ser.”

“Y no olvides que la tierra se deleita al sentir tus pies descalzos y los vientos anhelan jugar con tu cabello.”

“Nosotros, los que erramos buscando siempre el camino más solitario, no empezamos un día donde el otro concluyó, y ningún amanecer nos sorprende donde el ocaso nos dejó. Viajamos aun cuando la tierra duerme. Somos las semillas de una planta tenaz y es en nuestra madurez y plenitud de corazón cuando nos entregamos al viento para ser diseminadas.”

“¿Qué es el mal sino el bien torturado por su propia hambre y sed?”

“Todo hombre ama a dos mujeres: la que ha creado en su imaginación, y la que todavía no ha nacido.”

“La luz de las estrellas que se han extinguido hace años todavía nos alcanza. Igual que los hombres ilustres que han muerto hace siglos, que nos alcanzan con las radiaciones de su personalidad”

Artículos relacionados: ¿POR QUÉ LEER A GIBRAN KAHLIL GIBRAN?

 GIBRAN KAHLIL GIBRAN – La biografía completa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, octubre 12 del 2018

866total visits,52visits today