//ILLAN PAPPÉ AFIRMA QUE PALESTINA FUE “COLONIZADA”

ILLAN PAPPÉ AFIRMA QUE PALESTINA FUE “COLONIZADA”

HONOR A QUIEN HONOR MERECE: El historiador israelí, profesor del Instituto de Estudios Árabes e Islámicos y director del Centro Europeo de Estudios Palestinos, Illan Pappé, explicó que el sionismo fue la corriente de pensamiento detrás de la conformación del Estado colonialista de Israel.

Por: Mauricio Saraya Ley

Demasiado a menudo sentimos una inclinación por generalizar la apariencia y el comportamiento de ciertos grupos de individuos. No obstante, los hemos catalogado de manera errónea dentro de un calificativo estereotipado que les condena ineludiblemente a ser identificados como parte de ese estereotipo, pero ni todos los alemanes son rubios, ni todos los mexicanos tienen bigote, ni todos los ciudadanos de una nación creen en los preceptos propagados por sus gobernantes. Nunca ha sido fácil nadar contra la corriente, ni mucho menos levantar la voz y gritarla a los cuatro vientos con la esperanza de que ese eco haga mella en un mayor número de personas. Es por esta razón que en esta sección queremos dar un merecido reconocimiento a grandes figuras de origen judío que con valentía y moralidad siguen exhortando al mundo para que despierte de su anestésico engaño.                                                                                 

El historiador israelí Illan Pappé explicó que la colonización de Palestina por parte del Estado sionista de Israel comenzó en 1947, un año antes de la expropiación de las tierras palestinas con el beneplácito del Imperio Británico. Antes de este hecho, “Palestina era un país árabe con un 70% conformado por musulmanes, 28% de cristianos y solamente un 9% de judíos. Entonces, para que fuera un estado exclusivamente judío, el sionismo desarrolló la idea de la limpieza étnica, para así poder tener la mayor cantidad de Palestina como les fuera posible, con pocos palestinos”, sostuvo el director del Centro Europeo de Estudios Palestinos.

Pappé, quien fue expulsado de la academia israelita por explicar la otra narrativa, la palestina, sostuvo que el primer paso para lograr la paz en este conflicto, es reconocer que Palestina fue colonizada y no solamente ocupada, situación que continúa hasta nuestros días. “El primer paso es reconocer la colonización, que es distinta que ocupación, porque la colonización significa que proviene de afuera y que está tomando una tierra que no les pertenece, que le pertenece a otro pueblo. Una vez que uno entiende puede buscar las formas en que una comunidad de habitantes puede vivir en paz con los que son de origen de esa tierra, en lugar de luchar contra ellos”, explicó el historiador.

Pappé asegura que política actual de Israel es encerrar a los palestinos en una gran cárcel, cortar su comunicación hacia afuera y ocupar los lugares donde habitan. En este sentido, los habitantes originarios sólo tienen la justicia del “castigo de los mejores aviones estadounidenses”.

Por ello explica, “Pienso que la realidad es que Israel no es un Estado para los judíos, sino que es un Estado mediante el cual los habitantes tienen todos los privilegios y los originarios no. Por tanto, estamos hablando de una idea muy anacrónica, muy colonialista. Una idea más bien moderna es otra, es una idea en donde un Estado es un Estado para todos los ciudadanos, solamente que en el caso de Israel esto se considera antisemitismo, pero nosotros tenemos que trabajar en el lenguaje que maneja la gente para que no piense más así”.

Pappé se manifestó en contra de la idea de separar a Palestina en dos Estados, principalmente porque se le daría a Israel el reconocimiento ante el mundo entero. Por ello, plantea que la mejor forma es que los refugiados palestinos regresen a su tierra y exijan el restablecimiento de sus derechos, tal y como sucedió con Sudáfrica con la presión internacional para que desapareciera el apartheid.

Para lograr esto, es necesario que el proceso político emerja y rompa el paradigma antiguo por medio de dos procesos: “Hay dos formas de cambiar ese paradigma, una es a través de un proceso de educación, que estamos haciendo ahora ya, pero que recibimos una importante presión. La fuerza que impulsó los cambios en África no vino desde dentro, sino desde fuera. Ellos entendieron que había un precio bastante alto que pagar si se seguía con el paradigma antiguo”.

Este movimiento, además, se debe nutrir de una férrea resistencia internacional que debe considerar el boicot a los productos, inversiones y negocios israelitas, donde la colaboración de Chile es sustancial, según Pappé: “el sistema de boicot también implica detener acciones militares. Muchos países contribuirían a la paz, a la justicia y a la reconciliación, si es que toman esta posición”.

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, abril 12 del 2017

211total visits,1visits today