//LA DESINTEGRACIÓN DE YEMEN

LA DESINTEGRACIÓN DE YEMEN

Las tribus más grandes del país lo han gobernado a lo largo de su historia. Las más grandes son: los Bakil y los Hashid, la última pertenecía el difunto Alí Abdullah Saleh…

Por: Román López Villicaña

El conflicto de Yemen está llevando a una división de facto del país. Yemen la nación más pobre de la península arábiga, es víctima de una agresión de parte de Arabia Saudita, que nunca aceptó del todo la unificación política de ese país, pues significaba el surgimiento de una entidad fuerte que podría competir por la supremacía regional. Esto podría significar un reto para las pretensiones sauditas, que hoy claramente se ven enfrentadas con las de Irán en el área.

Yemen es el país más pobre de la península, con grandes problemas por resolver: el agua de sus acuíferos se agota, el petróleo de sus yacimientos también, una explosión demográfica que no se puede controlar, analfabetismo, miseria y falta de una producción alimentaria vigorosa que nutra a su población. En sí el país podría calificarse como un estado fallido.

En lo social el país está dividido en regiones, que se diferencian claramente: el Tihama que es la franja costera calurosa con buenos puertos sobre el mar Rojo, pero con poca infraestructura que la comunique con el altiplano y permita el desarrollo económico de la zona. El altiplano donde se concentra la mayoría de la población con clima agradable; con lluvia, pero donde la densidad poblacional ha llevado al agotamiento de los acuíferos. Aquí se nota las divisiones tribales y confesionales del país, pues al norte la zona está dominada por los Houthíes que son chiítas, aunque de una sección diferente al chiismo duodecimano [1] de los iraníes. Los houthíes están mucho más cerca del sunismo que sus correligionarios de Irán. Sin embrago, se les califica de chiitas para hacerlos parecer muy cercanos a Irán lo cual no es falso, sí existe una alianza entre Irán y ellos es por sobrevivencia ante los ataques de Arabia Saudita y sus aliados. Y no por que los yemeníes admiren o sean incondicionales de los iraníes. Al sur se encuentra el Hadramaut, zona diferente al resto el país, donde ha encontrado tierra fértil al-Qaeda, que aprovecha la del disgusto de muchos grupos ante la unificación del país y que hoy todavía quieren su independencia.

Las tribus más grandes del país lo han gobernado a lo largo de su historia. Las más grandes son: los Bakil y los Hashid. La última pertenecía el difunto Alí Abdullah Saleh, el primer y al parecer último presidente del Yemen unificado. Los Houthíes que gobernaron ese por país por centurias, pues a ellos pertenecía la dinastía de los Imanes descendientes del profeta, por la rama de Hassan que estuvieron en el poder hasta la revolución que derrocó a la monarquía en 1967. En 2002 los Houthíes se levantan contra el gobierno de Saleh, quien beneficiaba solo a su tribu, mientras dejaba a su suerte al resto. El lema que con él se levantaron los Houtíes contra el gobierno es: “Allahu Akbar (Dios es grande) muerte a América, Muerte a Israel, maldición a los judíos y victoria para el islam”, esto hizo que Estados Unidos no vieran con simpatía al movimiento, pero lo curioso es que tampoco ha agradado a los sauditas, que se dicen defensores de la fe islámica.

Ayer hubieron atentados en Adén, antigua capital de la República del Yemen del Sur, ahora capital gobierno del Al-Hadi, el que se dice el gobierno legítimo de ese país. Será que ya ni en el sur podrá este gobierno que en su esencia es norteño y debería de estar en Sana, tal vez. Hay que estar atentos a si los independentistas están atrás de esto.

Yemen está a punto de un desastre humanitario de gran envergadura, pues a eso lo han llevado los bombardeos de las aviaciones sauditas y sus aliados emiratíes, han destruido escuelas, hospitales y la poca infraestructura que había en el país. Hay brotes de cólera y otras enfermedades por la falta de alimentos y medicamentos, ocasionados por el bloqueo de puertos y aeropuertos. En fin, hay que detener los ataques sauditas antes de que mueran millones de seres humanos allí.

Al parecer hasta ahora mediáticamente se ha hecho aparecer a los Houthíes como agresores, cuando en realidad los agresores están a la vista. Se tiene que detener este desastre que ya lleva demasiado tiempo donde los sauditas con todo y su armamento moderno ha sido incapaz de doblegar a los Houtíes.

1] Chiismo duodecimano o imaní (en árabe, اثنا عشرية, Iṯnā’ašariyya) constituye la mayor rama del islamismo chiita.

*Román López Villicaña: Dr. En Relaciones Internacionales por la UNAM.  Maestro en estudios de Asia y África por el Colegio de México. Maestro en estudios de Estados Unidos por la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP) y  profesor de tiempo parcial en UDLAP. Colaborador en La Voz del Árabe. 

La Voz del Árabe (LVÁ) – UNIVERSIDADES – Cd. de México, enero 31 del 2018

1069total visits,1visits today