//LA SUPREMACÍA DEL MASHREK

LA SUPREMACÍA DEL MASHREK

La contención, disuasión, incitación y modernización, las maniobras por la supremacía del Mashrek.

Por Rabih Rayes*

El inicio del siglo XXI es el parteaguas de una era que se distingue por cambios acelerados en lo político, social, económico, tecnológico, en el desarrollo de la industria militar, la concepción de nuevos paradigmas, el agravamiento del terrorismo, disturbios sociales, provocando la caída de varios mandatarios, por consiguiente, la disputa geopolítica se ha intensificado. En este artículo se abordará particularmente la competencia por alcanzar la supremacía sobre todo el Mashrek: Siria, Palestina, Jordania, Líbano, Irak, Israel, Arabia Saudita, las Monarquías del Golfo, Yemen, Omán, Egipto, Somalia y Sudán, considerando a Arabia Saudita, Irán, Israel y Turquía como los cuatro principales contrincantes

Es importante resaltar los siguientes puntos con la finalidad de comprender el contexto actual de la disputa por el Mashrek. Primero. En el marco de la “Primavera Árabe” en marzo del 2011 en Siria se registraron protestas en contra del régimen de Bashar Al-Assad, en su inicio, pacificas demostraciones que se convirtieron en un cataclismo, desgarrando al país con una Guerra y una crisis humanitaria sin precedente durante el siglo XXI. Segundo. En octubre del mismo año el entonces Presidente de EEUU, Barack Obama, anunció la retirada total de sus tropas de Irak. Provocando un vacío de poder y más inestabilidad en la región. Tercero. En junio del 2014 se registra la mayor hazaña militar del siglo en tan solo 100 días un grupo armado “prácticamente desconocido” que hasta la fecha no se conoce con certeza por quien fue financiado, estableció el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) por sus siglas en inglés, mejor nombrado DAESH. Todo esto a raíz del conflicto sirio y el vacío de poder tras la retirada de EEUU.

Cuarto. El 8 de agosto del mismo año EEUU regresa a incursionar en Irak, en esta ocasión mediante bombardeos con el objetivo de diezmar el avance terrorista de DAESH. Quinto. En octubre del 2015 Vladimir Putin ordena bombardear blancos específicos en Siria en concordancia con el esfuerzo internacional para detener el avance del nuevo califato sobre Siria, hasta ahora el espacio aéreo sirio está custodiado por los cazas rusos. Sexto. El 25 de marzo del 2015 se inició la intervención militar en Yemen. Liderada por Arabia Saudí con apoyo militar de varios países árabes y logístico de EEUU, Francia y Reino Unido, conocida como la “Operación Tormenta Decisiva”. Séptimo. El 5 de junio del 2017 Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Egipto y Yemen rompen relaciones diplomáticas con Catar. Acrecentando más la tensión en la región. De acuerdo con el bosquejo descrito líneas atrás, se cita la siguiente reflexión de Henry Kissinger apropiada para comprender por qué surge este contexto de competencia: “Cuando los Estados no son gobernantes en su totalidad el orden internacional o región, comienza a desintegrarse los espacios en Blanco, denotan que la ausencia de la ley domina partes del Mapa. El colapso de un Estado puede transformar su territorio propicio para el terrorismo abastecimiento de armamento la agitación sectaria contra los vecinos.

Ahora bien, para comprender la disputa geopolítica de la región. Se explican dos teorías básicas de la geopolítica. Primero, el término “Hertland” o corazón de la tierra, concepto aportado por Halford John Mackinder padre de la geopolítica inglesa.

Se aclara que pese a que el concepto teórico está basado desde una cosmovisión mundial no se limita al análisis regional. Básicamente se interpreta de la siguiente manera, “Quien controle el corazón de la tierra todo el centro del Mashrek controlará la región”.  Por otra parte, Nicholas John Spykman fundador de la teoría geopolítica de EEUU aporta el término “Rimland” o tierras del borde. El cual señala que al estabilizar los territorios alrededor del corazón de la tierra, se alcanza el dominio.

Ahora bien, la complejidad del Mashrek resulta una disyuntiva para ambos conceptos geopolíticos puesto que, Arabia Saudita, Turquía e Irán, se encuentran en el borde del corazón de la tierra, son parte del “Rimland”, sin embargo, no logran ejercer control total sobre el Mashrek y la inestabilidad puede traspasar sus propias fronteras.

Quien ejerza “un liderazgo superior” al resto de los contendientes, políticamente o por medio de alianzas y garantice la paz y seguridad del territorio que cubre Siria, Palestina, Jordania, Líbano, Irak, Israel, Arabia Saudita, las Monarquías del Golfo, Yemen y Omán, incluyen también Egipto y Sudán. Alcanzar el liderazgo regional, por consiguiente, es la supremacía en el Mashrek.

En segundo lugar, está Israel, que se encuentran en el corazón de la tierra, pero tampoco logra controlar el “Hertland” simultáneamente, debe de sobrevivir en ella y tampoco puede fungir como parte del “Rimland” pese a su poderío militar y los acuerdos de paz que tiene con algunos países colindantes, a pesar de contar con una frontera natural que es el Mediterráneo, debido a su aislamiento político en la región. Aun así, es un país a considerar en la competencia por la supremacía regional. Tomando en cuenta lo expuesto, se considera que Arabia Saudita ha optado por la contención, Israel por la disuasión, Irán la incitación y Turquía por la modernización.

Se estipula que Arabia Saudita ha optado por la contención, estrategia aplicada por primera vez por EEUU durante la Guerra Fría contra la URSS, promovida por George Kennan, diplomático estadounidense. El cual consiste en que el aislamiento conduce al estancamiento. Asimismo, el principal objetivo es mantener a la región alejada de dicha influencia. En este caso dicha estrategia va dirigida específicamente en contra de Irán. Debido a que el régimen iraní maneja una postura ideológica y tendencias expansionistas sobre lo que era conocido como la zona de influencia natural del antiguo imperio persa. En segundo plano la contención también se dirige a Israel y Turquía.  Se estima que la estrategia saudí por la contención está basada desde la perspectiva que todo país adyacente a la región que no sea árabe su influencia y expansionismo debe ser contenido. En ese sentido Irán, Turquía e Israel, deben de contenerse a toda costa. La contención tiene en primer plano a Irán, primero por su cercanía geográfica, segundo la ideología que el régimen clerical persa maneja, totalmente opuesto a la ideología saudí. Con respecto a Israel y Turquía, la contención es más laxa ya que geográficamente hay una distancia mucho mayor entre Riad, Ankara y Tel Aviv. Asimismo, la ideología sionista y la religión no son tan alarmantes como lo la expansión de chiismo, promovido por un país no árabe.  

En concreto, Arabia Saudita aplica la contención de la siguiente manera. Primero, promoviendo el aislamiento político mediante una diplomacia efectiva que se opera mediante el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG) conocido en inglés como Península Shield Force. Fundada en 1981 prometiendo una defensa en común teniendo como teniendo como país central a Arabia Saudita. Segundo. El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) creada en 1989 con el objetivo influir en el ámbito diplomático y económico. Asimismo, está la Liga de Estados Árabes, al ser un país fundador y desde entonces, su influencia ha sido firme. Actualmente Siria está suspendida del Organismo. Tercero. El Gasto militar también funge dentro de la contención y para disuadir este país invierte el 10.3 % conforme al informe emitido el 2017 por la consultoría Stockholm International Peace Resarch Institute (SIPRI) de su Producto Interno Bruto (PIB) de su Producto Interno Bruto (PIB) en gastos de defensa y modernización de armamento pese a ser la segunda economía de acuerdo a los cuatro países analizados. Conforme a los datos del año 20017 del Banco Mundial (BM) De esta manera la contención impacta al exterior y principalmente a los otros tres países rivales por la supremacía del Mashrek de la siguiente manera.

Arabia Saudita por inercia representa una amenaza presente. También, por medio de su habilidosa diplomacia aplica la estrategia de la guerra citada por Robert Greene en su libro Las 33 Estrategias de la Guerra “negociar mientras se avanza” en el ámbito militar es el claro ejemplo de su postura en Yemen.  Para finalizar, la estrategia saudí refleja dos inconvenientes. Conforme al de Robert Greene antes citado, hay que saber cómo terminar los conflictos. Puesto que es importante aprender de la historia y recordar la invasión de la URSS y EEUU en Afganistán claramente mermaron su economía y sin duda alguna fue uno de los detonantes de la implosión de la URSS. Sin embargo, se cita la siguiente frase que expone claramente las ventajas al exterior del país ante la postura saudita: “El mundo entero se maravilla del Rey listo para atacar. ARTHASASTRA OF KAUTILYA”.

Por otra parte, en el ámbito político se considera importante citar la siguiente frase que resalta los riesgos de la contención y explica la ruptura de relaciones entre Arabia Saudita y las monarquías del Golfo con Qatar: “Sin sinceridad y honradez, la contención es una intriga y conduce a la desgracia. CHENG YI” Por lo que se refiere a la disuasión maniobra para la supervivencia de Israel. Asimismo, para doblegar al Mashrek, principalmente a los países más cercanos, Palestina, Jordania, Egipto, Líbano y Siria, mediante la superioridad militar ha sido la disuasión que ha funcionado a lo largo de 70 años desde su fundación. El hito histórico de la implementación de la disuasión fue cuando en 1952, Ernst David Bergmann, químico y cientista nuclear, refugiado de Alemania, manifestó a Ben Gurrión la necesidad de tener un proyecto nuclear para la seguridad israelí. En ese año, fue nombrado director de la Comisión Israelí de Energía Atómica.

Posteriormente, Ben Gurrión, Moshé Dayan y Shimon Peres trabajaron conjuntamente para desarrollar el proyecto nuclear israelí. La diplomacia del mandatario logro influir en la administración francesa y convencerlos de proveer a Israel de un reactor nuclear más potente de lo acordado en un inicio.  Por su parte, Moshé Dayane enfocó en mantener este programa militar oculto y fuera de la opinión pública argumentando no incitar a una carrera nuclear con los países árabes, pero que esta “existiera en el sótano”. Por otro lado Shimon Peres se encargó de manejar el proyecto nuclear en el ámbito administrativo. La supremacía táctica que ofrece el armamento nuclear es el pilar de cualquier estrategia de disuasión.  Sin duda alguna el movimiento sionista busca la supremacía del Mashrek no solo por expansión territorial sino también por supervivencia. En ese sentido Israel actualmente invierte 4.7% de su PIB en gastos de seguridad nacional, siendo la cuarta economía de los países en competencia (BM) y con el menor territorio geográfico. Asimismo, cuenta con una población de alrededor de 5 millones de habitantes en gastos de seguridad nacional. También, mantiene una narrativa de urgencia y peligro con la intención de influir en países ajenos a la región para que estos controlen el flujo de armas de sus 3 contendientes por el Mashrek, incluso para evitar el surgimiento de otra potencia nuclear en la región.

Como resultado la discusión actual entre Israel y EEUU en referencia a la venta de los cazas de quinta generación F-35 a Turquía. Ya que es evidente su necesidad de mantener su hegemonía militar en la región a toda costa. Incluso demanda que en caso de que se concrete la entrega, estos no tengan las actualizaciones de programación más recientes. Para finalizar, citando las estrategias de la Guerra de Robert Green, Israel al igual que Arabia Saudita, exporta la imagen de una amenaza presente. Asimismo, de manera deliberada la impulsa con sus incursiones aéreas sobre Siria violando espacio aéreo de Líbano. Legitimando burdamente estos actos en nombre de la seguridad nacional. Además de aplicar la estrategia de abrumar la resistencia con velocidad y brusquedad, específicamente en contra de los palestinos. Finalmente, aplica la estrategia de negarle al enemigo blancos mediante el famoso “Domo de Hierro”, el cual está orientado a interceptar misiles relativamente poco sofisticados. Las baterías están hechas de misiles interceptores, radares y sistemas de comando que analizan dónde pueden caer los cohetes enemigos. Cada una de esta cuenta con un misil interceptor Tamir, la tecnología del radar, diferencia entre misiles que pueden llegar a zonas urbanas los que fallan su blanco. Para finalizar, se cita la siguiente frase que refleja claramente el concepto de la disuasión: “Hay que dejar que nos odien siempre y cuando nos teman”. Calígula. 

Con respecto a la estrategia de irritación aplicada por Irán este se puede asimilar mejor dividiéndola en tres categorías. Primero. Su postura ideológica completamente opuesta a Arabia Saudita e incluso a Turquía. Puesto que es importante resaltar que Irán maneja una religión de Estado distinta a los dos países, además es la que más seguidores tiene en el Mashrek. También, bajo esta ideología busca expandir su zona de influencia del Rimland al corazón de la tierra resaltando la grandeza del imperio persa lo cual irrita a Arabia Saudita, puesto que este país se considera asimismo como el protector de los lugares santos del islam. Asimismo, ha buscado retomar la grandeza de imperio árabe. Del mismo modo, incita a Turquía a retomar la narrativa de la grandeza del imperio otomano, el cual desplazó al imperio árabe e incluso estuvo cerca de conquistar Viena. Segundo. La confrontación indirecta se lleva a cabo mediante el financiamiento de grupos opositores a los regímenes establecidos, Hamas en Gaza y Hezbollah en Líbano. Estos movimientos financiados por Irán y claramente están dirigidos para irritar a Israel, contener su avance y una vez más utilizar la misma estrategia antes citada “una amenaza presente” en el corazón del Mashrek y dentro de la zona de influencia directa de Israel. Bajo esta irritación Irán que geográficamente es un territorio de los bordes se las ha ingeniado para imponer influencia y presencia en el “Hertland” del Mashrek. Tercero. La Narrativa por estabilizar la región. Se considera que esta narrativa es solo un intento por disfrazar las intenciones expansionistas iraníes. También, como objetivo de derribar el status quo imperante desde la conformación del sistema mundial actual diseñado por EEUU y Occidente, del cual tanto Arabia Saudita, Israel y Turquía se han visto beneficiados. El trasfondo geopolítico iraní es establecer su presencia permanente en el Mar Mediterráneo evitando el Mar Rojo y el cruce por el canal de Suez. Está claro que la zona de influencia directa de Arabia Saudita e Israel. 

Puesto que la presencia de Irán en el Mar Mediterráneo colocaría a este país por encima de los tres contendientes, si se considera que Irán al igual que Arabia Saudita tienen acceso al océano Indico. Sin embargo, a diferencia de Israel y Turquía no cuenta con acceso directo al Mar Mediterráneo, mientras que Arabia Saudita indirectamente sí. La peculiaridad está en que ninguno de los otros tres contendientes tiene acceso directo al Mar Caspio rico en recursos petroleros.  Irán gasta 3.1% de su PIB en seguridad nacional (SIPRI) y armamento tomando en cuenta que es la tercera economía de los países analizados (BM). Por su parte, citando las estrategias de la guerra de Robert Green, Irán aplica la siguiente estrategia, por medio de la incitación. En lugar de batallas frontales, aplica ataques laterales irritantes pero dañinos y picaduras de pinchazo. Evidentemente apoyando a Hamas y Hezbollah. Para finalizar se cita la frase para comprender mejor el efecto de esta acción: “Vivimos en una época maravillosa, en el que el fuerte es débil por causa de escrúpulos y el débil se hace fuerte por causa de su audacia”. Otto von Bismark. Además, de buscar alternativas a las presiones de EEUU incitadas por Israel, como se expresó líneas arriba, las autoridades turcas están dispuestas a adquirir aviones rusos Su-57 en caso de que EEUU cancele el acuerdo sobre la venta de los Cazas F-35. Asimismo, el Congreso de EEUU aprobó un proyecto de ley restringiendo al Secretario de Defensa que apruebe el suministro de las armas estadounidenses a Turquía sin presentar un informe especial sobre la compra de los sistemas de defensa rusos S-400 por Ankara. Ahora bien, Turquía mediante el proceso de Modernización diplomático y ahora militar ha buscado generar el liderazgo necesario para dominar el Mashrek.

Turquía a actualmente gasta el 2.2 de su PIB en armamento conforme a (SIPRI). Asimismo, representa la primera economía (BM) de los países en contienda, su posición geopolítica privilegiada la convierte en un rival con posibilidades de lograr el dominio del Mashrek ya que este país tiene acceso al Mar Mediterráneo, al igual que Arabia Saudí e Israel. Sin embargo, a diferencia del resto de los contendientes también tiene una importante presencia en el Mar Caspio y el proceso de modernización de alianzas y ahora en materia militar lo convierten en un país que busca alcanzar la supremacía en la región que alguna vez tuvo el imperio Otomano. Al encontrarse en el Rimland y a una distancia geográfica considerable entre Tel-Aviv, Riad y Teherán tiene una gran ventaja, más aún si logra convertirse en el puente entre Europa y Oriente. Asimismo, si la diplomacia turca cuenta con la destreza necesaria para ser el intermediario entre la OTAN, UE y una alianza estratégica con Rusia logrará estar más cerca del control del Mashrek y su liderazgo.  

No obstante, existen dos riesgos fundamentales para la estrategia turca, primero su controvertida guerra con los Kurdos, segundo, ninguno de sus tres contendientes de la región permitirá el ascenso turco. Asimismo, ninguna potencia extra regional, aceptaría darle tal grado de responsabilidad y liderazgo a Turquía considerando la importancia geoestratégica que todo el Mashrek representa para la geopolítica internacional. Para finalizar, se cita la siguiente estrategia de Robert Green, la cual refleja el trasfondo de la modernización turca. Aparenta fomentar los intereses de los demás mientras promueves tus prioridades.

En definitiva, el vacío de poder que dejó el retiro de las tropas estadounidenses de Irak, además del conflicto sirio y el apoyo kurdo para desmantelar a DAESH han generado el escenario idóneo para que la contención, disuasión, incitación y modernización se transformen en proyectos de expansión con la narrativa de engrandecer el imperio Árabe, Persa, Otomano y la misión mesiánica del pueblo judío por someter al Mashrek.

Es importante resaltar, que para alcanzar la supremacía de la región será necesario alcanzar la paz en Siria, un arreglo del conflicto palestino israelí, evitar la proliferación nuclear en la región, resolver el dilema Kurdo, ponerle fin a la guerra en Yemen y aislar la región de más interferencias de las potencias extra regionales y dominantes del Sistema Internacional. De lo contrario los países del Rimland en competencia por controlar el Hertland correrán el riesgo de incendiar toda la región, la supremacía por el Mashrek ya no será una opción y cada país dentro de la contienda se verá envuelto en una guerra por sofocar y proteger a su propia nación.

*Rabih Rayes, Internacionalista egresado de La Universidad La Salle. Ha fungido como asistente de analista político en la SRE, México, en el departamento de África y Medio Oriente. Experto en geopolítica y seguridad internacional y su influencia en Medio Oriente. Autor del Artículo: “La Paradoja del Factor Geopolítico en Líbano ante la Crisis Política y Social del Medio Oriente, a Raíz de la Primavera árabe”, en la Revista Académica de la facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Año X No.19 Julio 2012, p.207-220 de la revista: https://goo.gl/oYyjLO) Hoy colaborador de La Voz del Árabe.

Imagen: LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – Cd. de México, junio 7 del 2018

929total visits,1visits today