//LAS TABLAS SUMERIAS (+video)

LAS TABLAS SUMERIAS (+video)

De Zecharia Sitchin, muchas de sus teorías fueron tan rebatidas como otras bien consideradas.

Los sumerios fueron antiguos habitantes de la Sumeria, antigua región de Oriente Medio que se ubicaba al sur de la antigua Mesopotamia, entre  las planicies de los ríos Éufrates y Tigris.

De acuerdo a las investigaciones, en la Baja Mesopotamia, existieron asentamientos humanos desde el período Neolítico (6700-6500 a.C.). En esta región se han encontrado un sin fin de elementos que datan de esa época. Tanto la arqueología moderna como la oficial, la consideran como la primera y más antigua civilización del mundo. Sin embargo la procedencia de los sumerios es incierta y entorno a ello se han conjeturado una serie de hipótesis.

Su lengua no tuvo semejanza con ninguna otra de las épocas que le continuaron, lo que deja un interrogante en cuanto a su presencia en el planeta. De los últimos investigadores, quien más trascendió por sus hipótesis fue Zecharia  Sitchin, escritor nacido en Azerbaiyán y matriculado en economía y ciencias políticas en Londres, quien escribió una serie de libros pseudocientíficos, como su famoso  El Planeta Doce, donde intenta demostrar el origen de esta civilización, mediante el estudio e interpretación de las tablas sumerias. Muchas de sus teorías fueron tan rebatidas como consideradas. A la ciencia oficial le cuesta aceptar que el origen de la civilización sumeria, según Sitchin, sea extraterrestre.

En las tablas sumerias pueden verse una serie de representaciones de la vida cotidiana. La mayoría asociada con el cosmos. En ellas aparece en innumerables ocasiones una suerte de sol que según Sitchin es el dios que adoraban los sumerios porque de ahí provenían sus creadores, a quienes ellos llamaron Anunnakis, palabra que en sumerio significa, “los que vienen del espacio exterior”.

Sitchin era uno de las pocas personas que tenía un dominio perfecto de la lengua sumeria y aramea, lo cual le concede una cierta credibilidad al traducir e interpretar de manera diferente el significado de estas tablillas con escritura cuneiforme; llamada así por la forma de cuña de sus trazos. 

Henry Rawlinson (1810-1895) descifró la escritura cuneiforme de Mesopotamia y ayudó a preparar las inscripciones cuneiformes de Asia Occidental para el Museo Británico. Ernest de Sarzec, comenzó a excavar el lugar sumerio de Tello y publicó la primera parte de “Descubrimientos de Caldea” con transcripciones de tablillas sumerias en 1884. Las investigaciones acerca de las tablas sumerias han arrojado  diversos resultados que siembran más interrogantes que certidumbre porque en realidad, la procedencia de los sumerios en tan incierta que se pierde en la noche de los tiempos. En consecuencia la interpretación de las tablas no es más que una consecuencia de lo anterior. Quizá Sitchin arroje un rayo de luz que pueda iluminar de manera diferente. Aunque la arqueología oficial generalmente se encuentre un tanto enfrentada con la moderna, es posible que la verdad  se encuentre compartida y nunca lleguemos a conocerla. En todo caso el estudio de las tablillas seguirá develando nuevos conocimientos acerca del origen de la humanidad. Si Sitchin estaba acertado cuando sostenía que los sumerios tenían su origen en Nibiru, planeta que no pertenece a nuestro sistema solar pero que entra en él cada 3600 años, deberemos aceptar nuestro origen extraterrestre, lo cual sería casi lógico como el origen marciano, venusino o saturnino, en el caso de que existieran o hayan existido otras razas en esos planetas. A fin de cuentas, si vinimos de la luz, a ella volveremos convertidos en esa misma luz.

Quizá las tablillas guarden un secreto indescifrable o contrariamente se encuentre tan a la vista que no podemos verlo con los ojos físicos y debamos verlos con los ojos del alma.

Las Tablillas Sumerias son el más claro ejemplo de cuánto nos falta aún por saber…

ZECHARIA SITCHIN: TABLILLAS SUMERIAS DE 20.000 AÑOS DE ANTIGÜEDAD Y NUESTRA EXISTENCIA EN LA TIERRA – Mucha gente cree que el libro del Génesis fue el único en contar la historia de cómo los seres humanos fueron creados y existieron, pero luego llegaron los textos antiguos desde diferentes culturas contando la misma historia, y fueron los primeros en contar la historia y revelar la verdadera razón de su existencia en la tierra.

Los textos antiguos hablan de un relato histórico similar, sin embargo, ellos sí que entran en mucho más detalle y también añaden alguna información que es intrigante. Las tablillas sumerias que datan de hace 20.000 años han tomado a un arqueólogo más de 20 años para traducirlos, y cuando lo hizo, cambió toda su vida.

Zecharia Sitchin comenzó a traducir las tablillas hace 50 años, cuando no había otros traductores de sumerio que le ayudaran. Las tablillas eran complejas y esto resultó ser un reto enorme. Habían sido escritas en un extenso período de tiempo, y por consiguiente ellos siguieron los muchos cambios de la lengua sumeria.

Después de más de 20 años de arduo trabajo, Zecharia Sitchin logró traducir lo que él dice es una autobiografía de un alienígena de un planeta con el nombre de Nibiru. El nombre del extraterrestre era Enki y la historia en las tablillas comenzó mucho antes de que los humanos llegaran a ser.

La historia en las tablillas sumerias comienza con el relato de la llegada de Enki a la tierra con un grupo de 50 astronautas, mientras buscaban un material que les permitiera perpetuar la vida en su planeta natal. El oro. Las tablillas revelaron que la atmósfera del planeta tenía que tener polvo de oro para poder reflejar la radiación ultravioleta ya que esto hacía que la vida en Nibiru fuera muy difícil.

El alienígena continuó diciendo que mientras ellos estaban tratando de extraer el oro del planeta tierra, los dioses sumerios no eran capaces de soportar el trabajo físico. Enki entonces se le ocurrió la idea de crear sirvientes combinando el ADN con los homínidos de la tierra. Luego la misión de crear humanos sensibles se le fue dada a la esposa de Enki, una médica y científica.

Ha habido muchas teorías sobre la creación de los seres humanos a través de la intervención, junto con la trayectoria evolutiva, ya probada. Algunas personas pueden referirse a ella como intervención divina y otras dicen que la intervención fue de la variedad extraterrestre. — Nibiru rota cada 10.000 años y es el décimo planeta del sistema solar —

Sin embargo, Sitchin piensa que las tablillas ofrecen mucho de lo que se dejó de lado y no se explicó acerca de la historia del mundo junto con el sistema solar. Él piensa que un eslabón perdido puede ser el resultado de la intervención de los alienígenas de Nibiru o Anunnaki. Él cree que Nibiru tiene un ciclo rotacional de 10.000 años y es el décimo planeta del sistema solar.

Sitchin y sus ideas no encajan bien con muchos historiadores, ya que se oponen totalmente a la idea de los extraterrestres Anunnaki y tienen sus sospechas sobre la exactitud de la traducción de las tablillas. La razón por la que tienen sospechas radica en el hecho de que las tablillas mostraron variaciones en el lenguaje y esto significa que no pueden ser traducidas siguiendo una regla general.

Zecharia Sitchin (Bakú, Azerbaiyán, 11 de julio de 1920 – Nueva York, Estados Unidos 9 de octubre de 20101) se educó en Palestina donde adquirió un profundo conocimiento del hebreo moderno y clásico, las lenguas semíticas y europeas, el Antiguo Testamento y la historia y la arqueología del Oriente Próximo. Estudió en la London School of Economics and Political Science y se licenció en la Universidad de Londres donde se especializó en historia económica. Uno de los escasos eruditos que leen y entienden el sumerio.

El famoso astro-arqueólogo sostiene la teoría de que los antiguos sumerios conocían la existencia de todos los planetas del Sistema Solar, desde Mercurio a Plutón, éste último descubierto a principios del siglo XX. Y la presencia de un planeta más, con una órbita alrededor del Sol gigantesca (cada 3.600 años), del cual procedían los ‘nefilim’… los dioses de su panteón y que en sus principios fueron el génesis de la vida sobre la tierra y la causa de la rápida evolución del hombre en nuestro mundo mediante intervención genética, los sumerios estaban en contacto con extraterrestres.

El Planeta X es conocido con varios nombres: Marduk, Nibiru, Barnard 1, Hercólobus o Hercólubus, en el Apocalipsis le llaman Ajenjo, otros como el Planeta Frío o Planeta Rojo. Nibiru es el planeta de nuestros creadores.

En el libro de Sitchin, El doceavo Planeta, se presenta al planeta Nibiru o Marduk como un cuerpo celeste que forma parte de nuestro sistema solar. Este enorme planeta se acercaría a la tierra cada 3,600 años. Sus habitantes, los Anunaki nos visitarían cuando están más próximos en su órbita a la Tierra para saquear nuestros minerales, metales y el oro. Sitchin expone que la raza humana nace como consecuencia de la manipulación genética de los monos por parte de los Anunakis.

El hombre es producto de la intervención en la Tierra de una raza extraterrestre. Según Sitchin, el planeta Marduk colisionó y destruyó el planeta Tiamat que antes orbitaba nuestro sistema solar entre Marte y Júpiter. Los fragmentos de este planeta son los que ahora formarían la banda de asteroides. – Sitio web oficial: http://www.sitchin.com/

Investigación / Recopilación: Luis Miguel Cobo

Información: Sitios oficiales /  / MUNDO DESCONOCIDO

VIDEO – ZECHARIA SITCHIN: TABLILLAS SUMERIAS DE 20.000 AÑOS DE ANTIGÜEDAD Y NUESTRA EXISTENCIA EN LA TIERRA

 

 

 

     EL ENIGMA DE LA TABLA ESMERALDA / MUNDODESCONOCIDO

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Voz del Árabe (LVÁ) – ESPECIALES – Cd. de México, abril 9 del 2018

 

1472total visits,4visits today