//MUHAMMADU BUHARI VISITÓ RABAT

MUHAMMADU BUHARI VISITÓ RABAT

Una las prioridades de la diplomacia marroquí en África, es reducir el apoyo que tiene el Frente Polisario

Por: Dr. Mohamed Badine El Yattio*

La visita de Estado del presidente nigeriano Muhammadu Buhari a Rabat, los días 10 y 11 de junio, fueron una oportunidad para que el rey Mohammed VI demostrara cuán crucial es la relación con el principal poder económico del continente. Marruecos está haciendo todos los esfuerzos posibles para atraer a Nigeria por su lado. En el pasado, la fricción entre el reino de Marruecos y el ex presidente Goodluck Jonathan ha sido muy fuerte, sin embargo, cuando Goodluck dejó el poder en el año 2015, el rey Mohammed VI vio la oportunidad de hablar claramente con Buhari, pues había que tratar algunos asuntos clave para el reino, entre ellos, la soberanía sobre el Sáhara Occidental, la pertenencia a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), y el aumento de los intercambios económicos bilaterales.

Una las prioridades de la diplomacia marroquí en África, es reducir el apoyo que tiene el Frente Polisario, esta organización tiene un conflicto de cuarenta años con Marruecos, pues buscan tener total control del ex Sahara español, sin embargo, Marruecos controla el 95% del territorio. En 1980, varios países africanos reconocieron la “República Árabe Saharaui Democrática” (RASD), esta acción llevó a que Hassan II decretara el retiro de Marruecos de la Organización de la Unión Africana (organización regional antes de la UA), pero bajo el reino de Mohammed VI, Marruecos vuelve a ser miembro de la Unión Africana (UA) en 2017 y su principal objetivo era convencer a los países que reconocían a la RASD que estos deberían renunciar a ella. Nigeria recientemente quiso mediar, a pesar de la presencia de una “embajada” en el Saharaui.

Otro tema importante en la agenda de Marruecos es su candidatura para integrarse a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO). Actualmente, una comisión compuesta por los jefes de los Estados miembros de esta organización está trabajando en la viabilidad de la anexión de Marruecos. Las élites económicas de muchos países miembros temen que los productos marroquíes compitan con los suyos, no obstante, para eludir esta desconfianza, Marruecos propone establecer proyectos económicos que comprometen a los dos países a largo plazo, así mismo espera convencer al presidente Muhammadu Buhari de que su objetivo es crear un mercado común real con un desmantelamiento gradual de los aranceles. Mientras tanto, durante meses, la Confederación General de Empresas de Marruecos (CGEM) y el think tank Amadeus multiplican las reuniones para tranquilizar a los empresarios sobre las propuestas del rey Mohammed VI.

Hay muchas propuestas en la mesa cuando se habla de Nigeria y Marruecos. La OCP (Office Chérifien des Phosphates) quiere invertir en una planta de amoníaco en Nigeria, pero, el gran proyecto entre estos dos países se lanzó en diciembre de 2016 durante la visita de Mohammed VI a Nigeria. El proyecto marroquí-nigeriano consiste en la construcción de una extensión a Marruecos del Gasoducto de África Occidental (GOA), que se encuentra en funcionamiento desde 2010, y que conecta las zonas de gas de la región sur de Nigeria, Benín, Togo y Ghana. Este gasoducto permitirá abastecer a países de África Occidental y Europa, y podría beneficiar a 300 millones de personas. Sus promotores lo ven como un modelo de “cooperación sur-sur”.

Esta infraestructura de más de 5.000 km fue objeto de acuerdos entre las dos empresas estatales NNPC (Nigeria) y ONHYM (Marruecos), si bien el siguiente paso es involucrar a los Estados miembros de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), acercarse a los clientes europeos y comenzar las conversaciones con los bancos internacionales de desarrollo, es indudable que muchas preocupaciones persisten, pues la producción de gas en el área del delta del Níger es inestable debido a las rebeliones que atacan al país y, la suministración del oleoducto entre Nigeria y Ghana (gasoducto del África occidental) nunca ha sido efectiva.

Finalmente, se espera que este proyecto masivo de $20 MMD acelere la electrificación en toda la región del oeste de África, y permita a Europa diversificar sus fuentes de energía. El futuro gasoducto de África Occidental tiene como objetivo dar a África una nueva dimensión económica, política y estratégica, e indudablemente colocará a Marruecos y Nigeria como dos líderes de la Cooperación Sur-Sur a nivel  regional en el continente africano. Todo esto muestra un deseo de acercamiento sin paralelo entre un país de habla francesa y otro anglófono, que se veían a sí mismos como competidores pero que terminaran considerándose socios.

*Dr. Mohamed Badine El Yattioui es profesor de tiempo completo UDLAP en Relaciones Internacionales y miembro del Seminario Permanente sobre el Islam de la UDLAP. Presidente del Think Tank Nej Maroc. Colaborador de La Voz del Árabe.

Imagen: MAP

La Voz del Árabe (LVÁ) – UNIVERSIDADES – Cd. de México, junio 27 del 2018

902total visits,1visits today