//REACCIONES ENTRE ARABIA SAUDITA Y CANADÁ

REACCIONES ENTRE ARABIA SAUDITA Y CANADÁ

El Ministerio Saudita de Relaciones Exteriores confirma que la actitud de Canadá es considerada como una intervención clara y flagrante en los asuntos internos del Reino de Arabia Saudita.

Por: Luis Miguel Cobo

En la sede de la Misión Diplomática del Reino de Arabia Saudita en México, logramos entrevistar al Sr. Rakan Alsaadoon, Segundo Secretario de la Embajada Saudita, para solicitar información clara sobre los recientes acontecimientos ocurridos con Canadá.

El Sr. Rakan Alsaadoon comentó lo siguiente:

En primer lugar deseo aclarar que las relaciones saudita-canadiense estaban marchando dentro de las normas internacionales hasta la extraña y negativa actitud de la Canciller canadiense y su embajada en Riyadh.

Consecuentemente la posición del Gobierno del Reino de Arabia Saudita fue resultado de la clara y flagrante intervención de Canadá en los asuntos internos sauditas, misma que representa un ataque inaceptable  a las leyes y normas del poder judicial, así como la soberanía saudita.

Es más, a quienes las reclamaciones canadienses identificaron como “activistas de la sociedad civil” basándose en informaciones ambiguas, son en realidad personas acusadas de crimines contra la seguridad del Estado saudita, y no tiene que ver con los supuestos Derechos Humanos, sin embargo a las personas detenidas les están garantizando sus derechos de acuerdo a las procedimientos legales.

Quiero concluir indicando que el Reino de Arabia Saudita, mantiene y mantendrá el tajante rechazo a cualquier intento de dañar sus derechos soberanos, incluyendo afectar la independencia e integridad del poder judicial saudita, ya que la política exterior de Arabia Saudita está basada en y sobre el respeto de la soberanía de los demás Estados, así como el de NO Intervención en sus asuntos internos, y el respeto del derecho internacional.

Comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino de Arabia Saudita – Riyadh, agosto 5 del 2018

El Ministro de Relaciones Exteriores del Reino de Arabia Saudita se enteró de lo que fue emitido por la Ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, así como de la Embajada canadiense en Riyadh, acerca de lo que ellos calificaron acerca del arresto de los activistas de la sociedad civil en el Reino, exhortando a las autoridades sauditas para su inmediata liberación.

Ante esta negativa y extraña actitud de parte de Canadá, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita hace hincapié que dicha reclamación canadiense es incorrecta en todos los sentidos y lejos de la verdad, mima que fue una reclamación no basada sobre informaciones o hechos correctos ya que los mencionados fueron detenidos por las autoridades competentes, la cual es la Procuraduría General, acusados por cometer crímenes que se requiere a su detención de acuerdo a los procedimientos legales aplicables, mismos que les garantiza sus reconocidos derechos en formas jurisprudencial y disciplinaria, donde las autoridades competentes les ofrecen las garantías establecidas durante los procesos de la investigación y juicio.

El Ministerio Saudita de Relaciones Exteriores confirma que la actitud de Canadá es considerada como una intervención clara y flagrante en los asuntos internos del Reino de Arabia Saudita, y va contrario a las más simples normas internacionales y los convenios que guían las relaciones entre los Estados, además es considerada como un sobrepaso grande e inaceptable a los reglamentos del Reino y a los procedimientos aplicables, ya que dicha actitud representa un rebaso a los poderes jurídicos en el Reino, y una interrupción del principio de la soberanía.

El Reino de Arabia Saudita a lo largo de su historia nuca aceptó ni aceptará la intervención en sus asuntos internos, o la imposición de dictados provenientes de cualquier país, por eso considera la actitud canadiense como un ataque contra el Reino de Arabia Saudita, misma por la que se requiere tomar una posición firme en su contra, a la vez que sirve la respuesta saudita para disuadir a quien sea que quisiera afectar la soberanía del Reino de Arabia Saudita. Es lamentable el uso de la frase (la liberación inmediata) ya que es algo inaceptable e irrespetuoso en las relaciones entre naciones, por eso el Reino de Arabia Saudita al expresar su tajante y absoluto rechazo hacia la posición del Gobierno de Canadá, está enfatizando el interés saudita sobre el principio de la NO intervención en los asuntos internos entre las naciones incluyendo a Canadá, rechazando al mismo tiempo de una forma absoluta la intervención de los demás países en los asuntos internos sauditas, y las relaciones con sus ciudadanos, ya que cualquier otro intento de parte de Canadá en este sentido será interpretado que es permitido para nosotros interferir en los asuntos internos canadienses.

Canadá debe saber  al igual que los demás países, que el Reino de Arabia Saudita está más preocupado por los intereses de sus ciudadanos de cualquier otro país, por consecuencia el Reino anuncia el llamar al Guardián de las Sagradas Mezquitas en Canadá para las consultas, así como la consideración del Embajador de Canadá en el Reino de Arabia Saudita como persona non grata dándole las próximas 24 horas para abandonar el Reino.

Es más, el Reino de Arabia Saudita anuncia su decisión de congelar todos los intercambios comerciales e inversiones nuevas entre los dos países, reservando así el derecho saudita de tomar otras medidas.

Imagen: Sr. Rakan Alsaadoon – Archivo LVÁ

La Voz del Árabe (LVÁ) – NOTICIAS – Cd. de México, agosto 10 del 2018

1089total visits,2visits today