//TÉ DE HIERBABUENA DE MARRUECOS

TÉ DE HIERBABUENA DE MARRUECOS

Sorprende a tus invitados al estilo de Marruecos, con un té de hierbabuena…

Una cosa que no debe faltar en su viaje a Marruecos es probar el famoso té marroquí o como a veces llaman ellos para bromear “Whisky marroquí” o “Whisky bereber” que es sin duda es la bebida más popular de Marruecos.

El té es toda una institución y forma parte de la vida de los marroquís. Se toma a cualquier hora y con cualquier excusa, es una muestra de hospitalidad y de respeto, con lo cual, es muy común que inviten un té cuando entramos a una casa o tienda.

El té de hierbabuena a pesar de servirse caliente, tiene un sabor refrescante gracias a la hierbabuena y nos ayuda a atenuar el calor. Es una estupenda bebida para tomar después de comer ya que nos ayuda a la digestión y también para recuperar fuerzas después de un duro día.

Beber un vaso de té en buena compañía y una charla agradable, es toda una experiencia que no debe pasarse por alto. Es una bebida para socializar y confraternizar. Se dice que los mejores negocios se cierran en Marruecos con un buen vaso de té.

Hay varias formas de preparar el té y también su preparación y sabor dependen de la zona en la que nos encontremos.

El té marroquí además de llevar hierbabuena puede llevar algunas hojas de hierba luisa, estas hojas ayudan a contrarrestar los gases que provoca la hierbabuena, es digestiva, tiene un efecto tranquilizante y ayuda a conciliar el sueño entre otras  propiedades.

Una de las plantas que puede emplearse para preparar el té es con el Shiba o Ajenjo (Artemisia absinthium) que ayuda a combatir el frío y tiene propiedades medicinales, tonificantes para el organismo. Al té también se le puede echar una gota de agua de azahar o unas hojitas de jazmín.

El té de la zona del Sahara es más oscuro y amargo que en otras zonas de Marruecos.

Hay un dicho Bereber que dice lo siguiente: “El primer té es suave como la vida, el segundo dulce como el amor y el tercero amargo como la muerte”.

Preparando el té – Normalmente se prepara el con dos teteras, la primera de ellas suele ser de baja calidad y sirve para calentar el agua, esta tetera no la ven los invitados, simplemente se utiliza para su elaboración. La segunda tetera de mejor calidad y mucho más vistosa que la anterior es en la que se introduce el té una vez preparado, con ella se sirve a los invitados.

Una vez dicho esto empezamos con los preparativos: se llena la primera tetera de agua y se pone a hervir una vez que empiece a bullir se echa el azúcar, más o menos una cucharada sopera por vaso de té, o al gusto, luego se hecha una cucharada sopera o cucharada y media de té verde (depende del tamaño de la tetera) se remueve durante un buen rato el azúcar y el té de dentro de la tetera, luego de un rato hirviendo, pasamos a la segunda tetera, la de los invitados. En esta tetera podemos echar directamente el té preparado en anterior y en cada uno de los vasos de té echarle la hierbabuena o bien echarle en el interior de la tetera la hierbabuena y luego echarle el té. Esta tetera se coloca en una hermosa bandeja de plata grabada y alrededor de esta se colocan los vasitos de té que se llevaran a la mesa donde nos esperan los invitados.

A degustar el té y sorprender a tus invitados al estilo marroquí…

La Voz del Árabe (LVÁ) – GOURMET – Cd. de México, diciembre del 2017

1730total visits,1visits today