//VISITA JORDANIA

VISITA JORDANIA

El Reino hachemita de Jordania, que una vez cautivara a los antiguos viajeros, sigue fascinando a toda una nueva generación por ser una nación moderna y dinámica.

La antigua ciudad nabatea de Petra, excavada en la piedra hace más de mil años, ha sido la imagen más famosa de Jordania durante mucho tiempo.

Aunque Petra es una de las atracciones más impresionantes de Oriente Próximo, Jordania guarda muchos más atractivos para el turista de hoy en día.

Como un puente bien cimentado entre el mar y el desierto que une el este con el oeste, el Reino hachemita de Jordania es una tierra de belleza cautivadora y contrastes: desde el fértil y siempre cambiante Valle del Jordán, hasta los cañones del remoto desierto, inmenso e intemporal. Los visitantes pueden explorar increíbles castillos en el desierto, observar la imponente belleza del desierto de Wadi Rum o bañarse en las relajantes aguas del Mar Rojo.

Los amantes de la aventura pueden optar por paseos a caballo, safaris en vehículos 4×4, escalada, descenso de cañones y senderismo. Si lo que busca es relajación, no hay nada comparable al Mar Rojo y a sus numerosos spas.

El Rey Abdullah I fundó Jordania tal y como la conocemos hoy en día después de la Primera Guerra Mundial. Estuvo gobernado por su nieto el Rey Hussein durante 46 años hasta su muerte en el año 1999, cuando su hijo, el Rey Abdullah II asumió el trono. Jordania se ha desarrollado hasta convertirse en una nación moderna que ha disfrutado de paz, estabilidad y un crecimiento económico en las últimas décadas.

JORDANIA DE UN VISTAZO – El Reino hachemita de Jordania, que una vez cautivara a los antiguos viajeros, sigue fascinando a toda una nueva generación por ser una nación moderna y dinámica.

Desde las evocadoras y antiguas estepas de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán y desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino único de lugares de interés imponente y misterioso, alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y rejuvenecer al visitante.

Maravillarse ante las manadas de gacelas y orix y las bandadas de aves migratorias, acampar en la inmensidad de Wadi Rum o de la reserva de Dana, recorrer las antiguas rutas de las caravanas desde las tierras altas de Moab y Edom, realizar excursiones por las boscosas colinas de la bíblica Gilead o disfrutar de los purificantes y únicos baños con barro del Mar Muerto son solo algunos ejemplos de los tesoros que aguardan al visitante en este reino de ensueño.

Los nuevos hoteles de lujo que surgen en Amán, Petra, Aqaba y el Mar Muerto no hacen más que sumar calidad a un destino que se distingue por su originalidad, accesibilidad y cordialidad. Un destino que acoge toda una nueva oferta de modernas instalaciones para reuniones y lugares únicas para viajes de incentivos.

Ya se trate de una conferencia de 5.000 personas, como de un banquete en el incomparable desierto de Wadi Rum, de una barbacoa a orillas del Mar Muerto (el punto más bajo sobre la faz de la tierra) o de una recepción en un castillo medieval con vistas al Valle del Jordán, el acogedor pueblo de Jordania le garantiza una experiencia única que no olvidará.

Jordania es mayormente un país musulmán, aunque se respeta protege la libertad de culto. La vestimenta de las mujeres musulmanas suele cubrir las piernas, los brazos y el pelo. Aunque las mujeres occidentales no tienen estas costumbres, la ropa muy atrevida nunca es adecuada. Se recomienda utilizar un vestuario más conservador tanto a los hombres como a las mujeres cuando visiten la parte antigua de Amán (centro) y los alrededores de las ciudades. Los pantalones cortos no se suelen llevar (ni por hombres ni por mujeres) y si los llevara, estaría fuera de lugar en el centro de Amán. Tomar el sol en topless está prohibido y es preferible llevar bañadores (de una pieza), aunque se aceptan los bikinis en las piscinas de los hoteles.

DOCUMENTACIÓN Y VISADOSLos visitantes con pasaporte válido pueden obtener un visado en cualquier embajada, consulado o legación de Jordania en el extranjero. Los visados también pueden conseguirse en el Aeropuerto Internacional Reina Alia de Amán o en cualquier otro puesto fronterizo salvo en el puente del Rey Hussein y en el ferry procedente de Egipto. Los visados tienen una validez de 2 semanas y se pueden renovar en cualquier comisaría de policía. No se requiere ninguna vacuna para entrar en Jordania, aunque se recomienda vacunarse contra la hepatitis, la polio, el tétano y las fiebres tifoideas.

IDIOMA – El árabe es el idioma oficial de Jordania, aunque el inglés se habla en todo el país, sobre todo en las ciudades. Muchos jordanos han viajado o estudiado en el extranjero, de modo que también se habla francés, alemán, italiano y español, aunque en menor medida. Cuando se escribe en árabe utilizando el alfabeto latino, se aplica la ortografía del inglés. Sin embargo, las transcripciones se pueden interpretar de varias formas y, por ejemplo, la ortografía del nombre de una calle, puede variar significativamente. Por eso, los sonidos de las palabras son más útiles que la ortografía.

Hablar árabe puede ser más fácil de lo que usted piensa. Si intenta decir algunas palabras básicas en este idioma, seguro que los jordanos lo apreciarán y, además, es una buena forma para romper el hielo. Los jordanos son muy comprensivos y le ayudarán siempre que puedan.

CORRIENTE ELÉCTRICA – 220 voltios a 50 ciclos CA. Se requieren enchufes de dos clavijas. Los visitantes provenientes de EEUU necesitarán un transformador de corriente, disponible en la mayoría de los hoteles.

Dondequiera que vaya en Jordania encontrará innumerables oportunidades para realizar sus compras. Los turistas podrán comprobar que existe una amplia gama productos creados artesanalmente por los habitantes de la zona y otro tipo de productos disponibles en las ubicaciones más populares de la ciudad, así como boutiques en los hoteles más importantes y en los diversos centros de visitantes. Encontrará alfombras y cojines tejidos a mano, preciosos artículos y prendas bordadas a mano, cerámica tradicional, vajillas, joyas en plata con piedras semipreciosas, cuchillos beduinos, juegos de café, narguiles (pipas de agua), marquetería, antigüedades y otros artículos. La lista es infinita e increíblemente variada.

AGUAEl agua es un recurso muy preciado en Jordania y los visitantes no deben desperdiciarla. Los hoteles de tres estrellas o más tienen sus propios sistemas de filtrado y este agua es segura para el consumo humano. En cualquier otro lugar, el agua embotellada es una opción asequible y segura.

COMUNICACIONESEl servicio de telefonía dentro de Jordania es eficaz y fiable. Hay guías telefónicas en árabe y en inglés y las llamadas internacionales se pueden realizar desde los teléfonos públicos y privados. La mayoría de las principales ciudades, pueblos y enclaves turísticos cuentan con teléfonos de tarjeta prepago que se pueden adquirir fácilmente en la zona. Prácticamente todos los hoteles ofrecen servicio de fax y los telegramas se pueden enviar desde las oficinas de correos. El acceso a Internet está disponible en los cibercafés y en los hoteles.

Para más información visita la página oficial de Departamento de Turismo de Jordania (DTJ) – (Jordan Tourism Board – JTB) 

Puedes acudir a la Embajada del Reino Hachemita de Jordania de tu país.

En México: EMBAJADA DEL REINO HACHEMITA DE JORDANIA EN MÉXICO  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografía: Rodrigo Carrillo / DTJTurismo de Jordania

La Voz del Árabe (LVÁ) – TURISMO – Cd. de México, julio 7 del 2018

1055total visits,2visits today