//UN DIÁLOGO SOBRE SIRIA

UN DIÁLOGO SOBRE SIRIA

La diplomacia rusa está implementando una hoja de ruta, hecha en Moscú para poner fin al conflicto sirio…

Por: Nouhad Mahmoud

Otra reunión de Astaná tuvo lugar el lunes y martes 30 y 31 de OCTUBRE para discutir la crisis siria. Las partes, Rusia, Turquía e Irán con las delegaciones sirias que representan al gobierno y la oposición, y la presencia de observadores de Estados Unidos, Jordania y las Naciones Unidas celebraron sus reuniones para resolver, inicialmente, los problemas sobre el terreno entre LAS facciones beligerantes. La diplomacia rusa FUE el arquitecto de este foro en la capital de Kazajstán, después de la masiva intervención militar rusa en Siria en septiembre de 2015, en apoyo del debilitado régimen de Bashar al-Assad. La novedad del último evento estuvo en su declaración final, con el anuncio de una conferencia de diálogo nacional que se celebrará en Sochi, Rusia, el 18 de noviembre para mil 200 delegados que representan a todos los componentes religiosos, étnicos y políticos en Siria.

La idea fue propuesta recientemente por el presidente Vladimir Putin, y la diplomacia rusa está implementando una hoja de ruta, hecha en Moscú para poner fin al conflicto sirio. Treinta y tres organizaciones sirias están invitadas a Sochi para discutir una nueva constitución y posibles reformas institucionales sin condiciones previas. Turquía e Irán apoyaron la sugerencia considerando que era parte del proceso de Ginebra dirigido por las Naciones Unidas. Los otros asuntos relacionados con la liberación de prisioneros y la limpieza de minas terrestres no llegaron a ningún avance y la oposición culpa a Irán por este fracaso.

La oposición acusó a Rusia de comportarse como una potencia ocupante después de sus éxitos militares. Estados Unidos está asesorando a la oposición para que participe más en el proceso político, luego de informar a sus representantes que no pondrá la partida de Al-Assad como una condición para comenzar el proceso político. La comunidad internacional no reconocerá a un vencedor en el conflicto sirio y no habrá reconstrucción en Siria sin un amplio acuerdo político en el país. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo que la conferencia propuesta es un paso para ampliar el círculo de diálogo, y no compite con otros esfuerzos internacionales por un acuerdo político en Siria.

El dominio ruso no disputado en Siria allanó el camino para su política asertiva en ese país. Las iniciativas rusas no toman las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre Siria ni la declaración de Ginebra de junio de 2012 como base para sus movimientos. Lo contrario es cierto, después de alterar el equilibrio de la fuerza en el terreno. La falta de interés de Estados Unidos y su aceptación del mecenazgo ruso por la administración anterior y la actual en Washington dejaron a sus aliados en la oposición siria sin ningún apoyo político o moral. Dejar asuntos a los rusos produciría una solución rusa por todos los medios.

La intervención rusa en Siria ayudó al régimen en proceso de colapso en Damasco a continuar en el poder y a cambiar el curso de la aplastante revuelta del pueblo sirio contra su dictador. Las declaraciones rusas siempre negaban su preferencia por Al-Assad, pero sus actos revelan su intención de aferrarse a la autoridad que mejor sirve a sus intereses.

A través de los comités locales para la reconciliación, Moscú está tratando de rehabilitar a Bashar al-Assad con el pueblo sirio. La diplomacia rusa está siguiendo, como de costumbre, el poder ruso para encontrar un final al horrible conflicto mediante la restauración de un régimen criminal que perdió toda su legitimidad hace mucho tiempo. A pesar de todas sus pérdidas, el pueblo sirio no aceptará volver a las antiguas condiciones humillantes de los últimos 50 años. El régimen sirio tampoco está listo para ser incluyente o magnánimo con su gente. Será difícil para cualquier poder mantener una pirámide de pie sobre su parte superior en lugar de sobre su base… y ese debería ser el tema en cualquier esfuerzo razonable para resolver el conflicto sirio.

*Nouhad Mahmoud: El autor fue embajador de Líbano en México entre 1999 y 2011nouhad47@yahoo.com

La Voz del Árabe (LVÁ) – EDITORIAL – El Universal – Cd. de México, noviembre 6 del 2017

1459total visits,2visits today